Páginas

sábado, 4 de julio de 2009

DON JOSÉ PIZARRO TORRES

Alcalaíno. Concejal del Frente Popular del Ayuntamiento de Alcalá de los Gazules.

Fusilado en el cementerio de Algeciras, el Viernes Santo de 1937.

Fue concejal por el Frente Popular en la Corporación que se constituyó el 21 de febrero de 1936, tras la desaparición de las causas que habían motivado la suspensión de la toma de posesión de los concejales vencedores tras las últimas elecciones municipales.
Forma parte de aquella corporación, encabezada por Don Antonio Gallego Visglerio, cuyos componentes en un número muy significativo serían fusilados. Recordemos los nombres de Andrés Jobacho Benítez, 2º Teniente alcalde; Domingo Ortega de la Corte; José Sandoval Moreno; Manuel Fernández Romero. Completaban la corporación los siguientes concejales: Juan Delgado Barroso; Antonio Barea Medina; Rodrigo Delgado Salas; Fernando Valle Ortega; Francisco Barrera Archidona; Gaspar Muñoz Márquez; Sebastián Tizón del Puerto y Francisco Domínguez López. (1)


Tras el Golpe de Estado, el día 22 de julio, en sesión extraordinaria y urgente y presidida por el Teniente de la Guardia Civil y Delegado especial del Gobierno Civil, Don Manuel Martínez Pedré, se constituye la Comisión Gestora, encabezada por Don José Fernández Montes de Oca, como Presidente y los señores Don Luis Ahumada Vázquez, Don Andrés Márquez Álvarez, Don Domingo Puerto Gómez, como tenientes de Alcaldes y como síndico, Don Miguel Blanco Sánchez. (2)


Doc. 1. Firma de José Pizarro Torres. Corresponde al acta de la sesión del 18 de julio de 1936. Dicha sesión fue presidida por Domingo Ortega de la Corte, por ausencia del Alcalde. Don Antonio Gallego. Ambos, junto al Interventor y algunos concejales más serían detenidos, trasladados a la cárcel de Medina y fusilados.


Doc. 2. Escrito del Juzgado Instructor Provincial de Responsabilidades Políticas, dirigido al Jefe Local de FET y de las JONS de Alcalá de los Gazules, en el que se reitera la petición del informe solicitado en escrito de fecha de 11 de noviembre de 1941.

Entre los días 18 y 22 se producen las primeras detenciones del alcalde, algunos concejales, el interventor, fundamentalmente. Todos estos como ya conocemos serían fusilados, además de otros ciudadanos.
José Pizarro Torres, junto a su suegro, un anciano octogenario, se esconde durante estos primeros días en una huerta cercana a Alcalá
Según testimonios recogido de su propio hijo Antonio, un indeseable, de quien no quiso decir su nombre y que está ya muerto, denunció a su abuelo como comunista. Los motivos de la denuncia, cualquier asunto hubiera sido válido, en esta caso, parece ser un juicio que perdió sobre una vaca, solo demuestran la bajeza y la miseria humana, a las que el golpe de estado amparó y potenció.
El abuelo de Antonio no tenía relación, ni responsabilidades políticas, ni sindicales de ningún tipo.
A Antonio Pizarro Montes de Oca, hijo de José Pizarro Torres, lo conocí personalmente hace muy poco tiempo, gracias a Mari Santo Delgado, quien me lo presentó e hizo posible que recogiera sus testimonios. (3)
Con casi sesenta años, Antonio, se enteró que su padre había sido fusilado, que había sido concejal de Alcalá de los Gazules. Se lo contaba su hermano, quizás porque estando gravemente enfermo sentía la necesidad de contar “aquel secreto a su hermano”. Algo parecido debió suceder. Nunca se había hablado de su padre, de su muerte, de las circunstancias de su muerte. Me contaba Antonio este momento con lágrimas en los ojos, con una tristeza acumulada por su hermano muerto, su padre, su vida y la ignorancia y el olvido obligados en el que había vivido durante más de sesenta años.


Doc. 3. Copia de escrito de Juzgado Instructor de Responsabilidades Públicas en el que se solicita informe del inculpado.


Doc. 4. Escrito del Jefe Local de FET y de las JONS de Alcalá de los Gazules, en respuesta a petición de informe del Juez Instructor Provincial de Responsabilidades Políticas, en el que se informa de “que el inculpado figuró durante la República afiliado al Partido Socialista, siendo elemento destacado del mismo y de confianza en esta localidad y como representante del mismo fue concejal del ayuntamiento durante el dominio del Frente Popular, ignorando su actuación durante y después del Glorioso Alzamiento Nacional ya que éste se internó en zona marxista al iniciarse el mismo”.

Su testimonio me fortalece una idea aún más si cabe. La represión de la dictadura de Franco, su sistematización, su día a día, ha rozado la perfección. Testimonios, tras más de setenta años, aún van unidos al miedo y al terror. Me fortalece la idea, cada vez más extendida, de que la represión a partir de 1936 y hasta bien entrados los años sesenta fue eficazmente extraordinaria. Me fortalece la idea de que la represión en todos sus ámbitos fue “bestial”. Y, afortunadamente, para bien de las generaciones venideras, se va conociendo en profundidad. No sólo fusilados, ejecutados, desaparecidos, cárcel, batallones de castigos, presos esclavos, humillaciones, hambre, miseria... negación de los derechos más básicos de las personas por ser o haber sido familiar o simplemente amigos de los considerados como rojos: hijos, madres, viudas, hermanos, novias, amigos...
Antonio Pizarro Montes de Oca, hijo de fusilado, nieto de encarcelado, sufrió junto al resto de su familia una buena parte de esta represión.
Tras estar escondidos algunos días y viendo la situación como se estaba presentando, José Pizarro Torres opta por la marcha hacia la Sauceda. Acompañado por sus ancianos suegros, su mujer e hijos se marcha. El mayor de los hijos, Pepe, con unos doce años; Manuel, con seis y Juan, con tres. Antonio, aún no había nacido. Su madre hizo el camino de la marcha estando embarazada de él.


Doc. 5. Escrito de la Cárcel de San Simón al Ayuntamiento de Alcalá de los Gazules comunicando la muerte del Penado José Montes de Oca y su enterramiento en el cementerio de Pereiro, Vigo; así mismo se comunica que se enviará por giro postal 10 ptas. Para que sean entregada a su hijo Francisco Montes de Oca. Fecha 16 de julio de 1940.
Cuenta Antonio, lo ha sabido tras sesenta años, que estuvieron en la Sauceda varias semanas, en el Hoyo del Moral, que allí se encontraron con otra familia que también iban hacia Málaga y que le invitaron a que marcharan juntos. No compartieron el camino, al considerar su padre, que al ir con unos ancianos, sus hijos y su mujer embarazada tendrían que ir más lentamente. Días después se encontrarían a la misma familia fusilada al pie del camino. Lo había fusilado a todos.
En Marbella, el 15 de noviembre de 1936, nació Antonio. El hermano mayor enfermó. Moriría en Alcalá.
José Pizarro Torres cometería el mismo error que otros muchas personas. Una vez pasado “lo gordo” como así lo manifestaba y haciendo caso de que los que volvieran y no habían cometido delito alguno, nada les pasaría, optó por volver a Alcalá.
Lo encarcelan nada más llegar a Alcalá. Su hijo Pepe iba a visitarlo a la cárcel de Alcalá, acompañando a la madre. Recordaba cómo la Guardia Civil no permitía que las mujeres lloraran. Les echaban diciéndoles que fueran a otro lugar a llorar. De ahí, al igual que muchos otros, salió para no volver jamás.
Posteriormente, hemos conocido que fue fusilado en Algeciras, en el cementerio, el viernes santo de 1937 junto a otros alcalaínos, Richarte Huertas entre ellos, tras una pantomima de juicio sumarísimo. Así es recogido en “Historia de Algeciras”, en el tomo II, correspondiente a la Historia Moderna y Contemporánea.
“.... en Algeciras se fusilaron personas avecindadas en la Comarca y en poblaciones cercanas tales como Casares, Alozaina y Alcalá de los Gazules; ese fue el caso de la docena de fusilados el Viernes Santo del 37, a las 7,30 de la tarde, con las procesiones en la calle y el viento de levante trayendo el estruendo de las descargas desde las tapias del cementerio a una población sobrecogida. Esas víctimas eran naturales de La Línea de la Concepción, Banalauría, Casares, Vejer de la Frontera, Alcalá de los Gazules y Ubrique”.(4)
Su nombre aparece en la relación de represaliados en Algeciras durante la guerra civil y archivado en el Archivo Municipal de la citada ciudad.
Cuenta Antonio: “mi madre murió con noventa años y murió asustada. Ella nunca nos contó nada, porque temía a las represalias. Nunca nos contó nada de lo que sabía”
Viuda y huérfanos quedan en Alcalá. “La única opción que le quedaba era internarnos a todos en el orfanato, a lo que mi madre se niega. La familia y los parientes no nos ayudan. Imagínate cómo vivíamos. Mi hermano Juan con cuatro años ya estaba en los Carrascales guardando toros y yo me acuerdo que tendría unos seis añillos y estaba jugando en las calles y venía mi madre con un canasto y un escardillo y me decía que me fuera a los Carrascales a coger tagarninas para venderlas al otro día (...) Con once años ya guardaba yo animales, me fui con Pepe Reyes. Trabajé también por ahí por el pantano. Abusaban de mí. Yo tenía catorce años. Los zapatos que tenía los pagaba con el trabajo. Cuando dije que me iba tuve que dejar los zapatos y venirme descalzo para Alcalá”.
“...ni escuela ni nada, yo no fui. El único que tuvo fue el mayor. Nos fuimos a vivir a las tierrecillas que mi madre tenía. Teníamos una docenilla de cabras. Yo tendría quince años y ya arrancábamos cepas en el Búho y en el verano nos íbamos a cegar (...) Sobre el 63 nos fuimos a vivir a Ibiza. Unos años antes, mi hermano el mayor se había ido a Valencia y de allí a Ibiza. Mi hermano Pepe recordaba que a él le decían que era hijo de comunista”

“.... cuando pasaba la guardia civil por el carril, mi tío no sabía donde meterse. Todo el mundo asustado. Escondía los perros para que no ladrasen. Mi tío murió asustado. Con razón, porque le pegaron una paliza que por poco lo matan. Para que dijera donde estaba su padre (mi abuelo). No lo sabía. Casi lo matan de la paliza. Sería la falange o la guardia civil. No lo sé. Se llamaba Francisco Montes de Oca, Hermano de mi madre. Mi abuelo murió en la Isla de San Simón, preso.”.

Juan Carlos Perales Pizarro
Licenciado en Historia

Notas:
1. Libro de Actas. Archivo Municipal Alcalá Gazules.
2. idem
3. Testimonios de Antonio Pizarro Montes de Oca. En cursiva.
4. Historia de Algeciras. VV.AA Tomo II. Diputación Provincial de Cádiz. 2001
5. Fotos cedidas por la familia.
6. Archivo Municipal de Alcalá de los Gazules. Legajos varios

17 comentarios:

pacob dijo...

Ahora otro que cuente los fusilamientos del otro bando, si no es asi, la direccion debia de retirar este articulo.-
saludos

Antonio Casado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gazulin dijo...

Lamentable contestación la de un administrador a un comentario, y que conste que no soy Pocob.

Si usted ha dudado varios días en publicar o no un comentario tan simple, está claro que en su blog no se respeta la libertad que tanto ustedes admiran. Creo que el comentario de Pacob, ni miente, ni insulta ni comente ningún delito, simplemente expone una realidad, las verdades a medias que aquí se vierten no son verdades absolutas.

Según entiendo la filosofía de los comentarios en un blog, no tienen porque aportar nada, ni a favor ni en contra, son simplemente eso comentarios, por tanto la actitud prepotente y autoritaria del administrador si que no aporta nada a la libertad de expresión que nos ampara a todos los españoles y por supuesto al blog.

Si usted no quiere comentarios con seudónimos, prohibalos, es una opción de bloger, así como no permitir comentarios, cosa que deberían hacer, si se ponen así por un simple pensamiento.

Y por ultiimo, el que usted no admita comentarios de este tipo solo deja claro su intransigencia hacia los que piensan diferente, sin duda, su comentario señor Antonio Casado, es totalmente dictatorial, autoritario y falaz, y si me permite, querría darle un consejo, no hagan ustedes un blog tan solo para exponer sus ideales, lo bonito de este mundo es poder interactuar con sus lectores, pero si los tratan de esta manera, nada bueno conseguirán.

Por otro lado, el comentario de Pacob expone una realidad como un templo, ¿porque no hablan de lo que sucedió en el otro bando? Entiendo que esta supuesta verdad a media, no solo no aporta nada sino que tergiversa la realidad, por tanto, señor administrador, debería usted darle la misma contestación al autor de la entrada que al señor Pacob.

Obviamente tengo claro que usted no publicará mi comentario, no es demócrata ni liberal eso de publicar la critica, pero ustedes verán.

Y como veo, que a usted no le agradan los anonimatos, aquí le dejo mi reseñas en blooger, para que usted no se enfurruñe, y por cierto, puede comentar lo que usted quiera en ese blog, mientras no insulte, la libertad de expresión es algo que si respetamos.

Bob Lloyd dijo...

He pensado mucho de este asunto y quisiera ofrecer unas pensamientos.

Soy extranjero (de País de Gales), pero vivo en Alcalá permanente y en la medida en que tengo un país, es España. He estudiado mucho la historia de España, de Andalucia, y también la historia de Alcalá de los Gazules.

Comprendo bien que había acontecimientos en el pasado que todavía pueden traer recuerdos dolorosos y por supuesto hay gente que no quisiera discutirlos. Y también hay un sentido muy fuerte que la historia siempre está escrito por los vencedores. Y sin duda es verdad.

Como consecuencia, cuando alguien ofrece una opinión histórica, o presenta nuevos documentos o evidencia, o una descripción de acontecimientos, inmediatamente hay una demanda por equilibrio, evidencia del otro lado, una declaración de una posición correspondiente. Pero esto es una confusión entre objectividad y neutralidad.

En el caso de neutralidad, es importante que una persona evita apoyar algun lado. Es importante que los dos lados reciben el mismo apoyo. Es como un árbitro en un partido.

Objectividad es diferente. En el caso de objectividad, cualquiera de nosotros puede presentar un caso, un argumento político, un punto de visto, y también ofrece materiales para sostenerlo. Nuestra objectividad está demonstrado en la precisión de los hechos presentados, nuestra tratamiento de los documentos y fuentes, nuestra franqueza. Reconocemos evidencia histórica sin tener en cuenta los lados.

En España hay historiadores de opiniones diferentes y en sus libros hay evidencia de fuentes diversas. Pero todo la evidencia debe estar publicado. Es claro que durante la represión, muchas personas murieron y la evidencia todavía no está toda publicada. Mucho de la evidencia estaba destruido, por supuesto, pero la evidencia presentado por Juan Carlos Perales Pizarro es muy importante - es una parte del registro histórico.

Sin duda hay mucho más evidencia y todo de esto debe estar publicado, de la izquierda y de la derecha, y muchas otras de la gente que vivía en el periodo. No necesitamos ser neutral pero debemos ser objectivo y abierto.

En la cuestión de anonimato, prefiere saber quien está escribiendo, especialmente cuando está discutiendo una tema susceptible. Si no hay firma, como puedo saber si lo dice en serio? Sólo es mi opinión.

Espero que no estoy demasiado presuntuoso en ofreciendo mis pensamientos de este asunto (como extranjero viviendo en Alcalá) pero creo que es muy importante que el blog puede presentar tal evidencia sin discordia. Por supuesto pienso que si pacob tiene evidencia que quiere presentar, espero que el blog lo aceptará y podemos considerarlo objectivamente.

All the best, como se dice en Inglaterra.

Bob Lloyd

Gazulin dijo...

Efectivamente Bob Lloyd, la objetividad y la neutralidad son cosas bien diferentes, el problema radica en utilizar estos conceptos para tergiversar la realidad.

Como usted comprederá mantenerse neutral es muy difícil, el ser humano tiende a identificarse con unos conceptos u otros, pero permanecer en el centro es una tarea harto complicada. La objetividad, concepto todavía mas utópico, ser objetivo es antinatural para el ser humano, cada persona ve la vida desde su punto de vista y por tanto la carga de subjetividad, de esta manera el escenario que usted plantea es pura utopía.

Dicho esto, el que un señor se sirva de la supuesta objetividad para provocar y tergiversar la realidad deja de ser subjetivo y se convierte en provocativo e insultante ¿porque? pues es obvio, el omitir hechos históricos de gran relevancia que irían en contra de los ideales de aquellos que participaron en los hechos que el describe, es una forma, poco sutil de engañar.

Lo digo bien claro, al lector medio que lea ese escrito le quedará bien claro que los de derechas, los franquistas y los golpistas eran malos, muy malos, pero no tendrá ni idea de que los de la izquierda, los del otro bando eran al menos tan malos como estos. Se le olvida mencionar las muertes provocadas por los "rojos" o ¿en una guerra civil solo matan los de un bando? Por tanto, hechos históricos narrados desde el sesgo ya no son objetivos, y por supuesto no son neutrales.

Pero sin entrar mas en la entrada, que en mi opinión es muy mal intencionada, la respuesta del administrador a un comentario es alarmante, sinceramente todavía estoy tratando de entender que "maldad" ha visto el admin, en el comentario de Pacob, lo absurdo de publicar un comentario para "dar ejemplo de lo que no se debe hacer" es tremendo y permitir los comentarios anónimos y luego criticarlos es pura hipocresía, y lamento decir esto, porque cuando no os metíais en política absurda este era un blog interesante.

Un saludo.

Bob Lloyd dijo...

Hay un punto muy importante...

Todos historias son de un punto de visto. Ningun historia está completa y ningun historiador puede suministrar todo la evidencia. Es imposible, es demasiado. Pero necesitan tratar la evidencia con objectividad.

En esto caso, la evidencia suministró por Juan Carlos Perales Pizarro está presentado con fuentes, referencias, y me parece que está una representación fiel de lo que pasó. Si alguna persona cree que es incorrecto, o una distorción, claro debe identificar los errores y proporcionar las fuentes.

Hay más que cincuenta años de libros que han omitido evidencia importante como lo que está presentado aquí. Historiadores en todo el mundo lo dicen. Sí, para unas personas, leyendolo es incómodo, pero no es la falta de Juan Carlos Perales Pizarro, sino la naturaleza de los acontecimientos. No es una cuestión de "tergivisar la realidad" pero intentando completar los detalles de los acontecimientos. Todavía muchos detalles quedan desconocidos.

Y en mi opinión la gente puede distinguir fácilmente entre propaganda y evidencia histórica. En mi opinión es un artículo muy importante. No tengo nada más que decir. Como siempre, los lectores deciden.

Gazulin dijo...

Señor Lloyd, usted mismo se contradice, en su primer comentario habla de que es una historia objetiva, que no neutral, en el segundo indica que todas las historias se narran desde un punto de vista, por tanto, entiendo que me da la razón en mis argumentos.

En segundo lugar, nadie a mencionado que lo que cuenta el señor Perales sea falso, puede estar sustentado en las referencias históricas que quiera, (de todos modos libros de un ayuntamiento socialista, de una diputación socialista y testimonios en primera persona pueden tener una dudosa veracidad) el hecho que se critica es que SOLO se mencione esa parte de la historia, ¿porque no narran también los fusilamientos en Paracuellos? por poner un ejemplo, claramente porque a la izquierda esa parte de la historia no le interesa recordarla.

Obviamente toda la historia no se puede representar en un libro, pero eso no quita que se haga un sesgo tan importante, vuelvo a repetir el texto del señor Perales es del todo tendencioso, no intenta completar detalles sino que por el contrario intenta "evitar" otros detalles que si completarían la realidad.

Y en mi opinión no todo el mundo puede distinguir entre la propaganda y la evidencia histórica, de hecho la manipulación es un arma muy utilizada últimamente en todos los medios de comunicación afines a un partido político, aprovechando la ignorancia que en estas artes tiene gran parte de la población.

Un saludo.

Gazulin dijo...

Enhorabuena, señores, no solo no cuentan toda la realidad, como les criticaba Pacob y como les mencionaba en mis comentarios, sino que ilustran el sesgo con fotografias. Execelente contestación a las peticiones, y una muestra más de soberbia y provocación.

Ahora si, un claro ejemplo de lo que NO se debe hacer en ningún blog. Enhorabuena al admin. por velar por que todo funcione correctamente, en palabras del admin, pura hipocresia, en lo que se refiere a mi persona y teniendo en cuenta las artes de algunos de lo miembros de este blog, dejo de ser lector del mismo llevandome un malisima opinion de lo que hasta ahora era un lugar de encuentro, de información y recuerdos.

Señores, han elegido ustedes un mal camino, el de la manipulación y la provocación, supongo que les interesa mucho seguirlo, caiga quien caiga, por lo pronto tienen un lector menos.

Saludos.

Antonio Casado dijo...

Despues de leer a mi amigo Bob Lloyd, lo que ha escrito en los comentarios y lo que me ha escrito en privado, y despues de pensarlo un poco más (lo sé, soy algo lento) he borrado mi comentario-contestación al señor PacoB.

Señor Paco B, gracias por su participación y espero que acepte mis disculpas por decirle las cosas de forma tan directa y tan poco diplomáticas.
Lo que yo le quería decir es que si usted conoce otros casos documentados, del bando que sea, las puertas de este blog estarán siempre abiertas para su publicación.

carlos perales dijo...

Estimados amigos:

Solo, muy brevemente, un solo dato. En Alcalá de los Gazules, al igual que en la mayoría de la provincia, no hubo guerra. No hubo resistencia. Por tanto, hablar de bandos no es correcto. Solo hubo un grupo de personas que apoyaron el golpe y siguiendo las directrices de los propios golpistas, provocaron una durísima represión. No solo hubo muertes, también prisioneros, huidos, incautaciones(robos), tratos discriminatorios y continuados de forma sistemática hacia los vencidos y vencidas, y un largo etc de injusticias.

Gazulin dijo...

Un solo dato, por lógica, si hubo ademas de muertes también prisioneros, huidos, incautaciones(robos), tratos discriminatorios y continuados de forma sistemática hacia los vencidos y vencidas, y un largo etc de injusticias, por un lado ¿no las hubo por el otro? Señor Carlos Perales ¿puede usted asegurar que no hubo muertes, robos, prisioneros, tratos discriminatorios y continuados, y un largo etc de injusticias por parte del bando republicano an Alcalá de los Gazules? ¿puede usted asegurar que en las repúblicas, con las desamortizaciones no le robaron nada a la iglesia en Alcalá de los Gazules?

Anónimo dijo...

En mi opinión, es un error que,en un blog de este tipo, que pretende ser un punto de encuentro de los alcalainos allá donde se encuentren, se publique el artículo de marras. ¿Con qué objeto? Sin duda para profundizar en la llamada "memoria histórica" que el actual gobierno de la nación está llevando a cabo. Hurgar en las heridas no produce otra cosa que estas vuelvan a sangrar. Y en Alcalá, no lo olvidemos, se sufrió mucho, por parte de los dos bandos. Hoy esto está superado, hasta tal punto que, descendientes de algunos protagonistas del bando "nacional, implicados en acciones que hoy se airean, son miembros destacados en el PSOE. ¿Se les recuerda esta circunstancia cuando viene por aquí? Creo que no. Es más, la familia directa del sr. D. J.C. Perales, destacado activista de la memoria histórica que sus buenos ingresos le reporta, hizo sus negocios tranquilamente en nuestro pueblo y es notorio que llegaron a formar parte de la clase media-alta de Alcalá.Por lo tanto, creo que publicar este tipo de artículos en un blog de este tipo no trae más que lo que ha sucedido: enfrentamientos entre hermanos.

Carlos Perales dijo...

Sr. Anónimo (Por qué en anónimo?):

Muy brevemente. No obtengo absolutamente ningún ingreso con mi actividad de Memoria Histórica. Muy al contrario.

Mi familia, se tendría que haber marchado al exilio???

Nadie pretende provocar enfrentamientos. Solo conocer nuestar historia, también la negra, no solo la de charanga y pandereta.

E insisto: no hubo bandos. No hubo guerra en Alcalá... No hubo muertos, ni represión por parte republicana.

Al administrador sí el pediría que no admitiera ANONIMOS, porque esta opción invita a la calumnia, a la mentira y al insulto..

Gracias

Carlos Sánchez dijo...

Lo realmente malo no es errar, sino persistir en el error.
¿A qué clase de conciencia le puede molestar artículos como éste?
¿Quién puede justificar un crimen con otros posibles crímenes?
¿Quién puede acordarse de la desamortización sin recordar también la frase de Jesús de Nazareth "mi reino no es de este mundo"?
Mi opinión es que ningún crimen tiene justificación. No hay eximentes. Sólo (en estos casos) hay una posible atenuante para los más permisivos: el estado de guerra (eso de o matas o te matan).
Mi consciencia es demasiado estricta para aplicar atenuantes. Lo que si admito son agravantes y, como bien decía mi tocayo Carlos Perales, la gran agravante en el tema de la Guerra Civil Española es la abundancia de crímenes en la retaguardia segura (de cualquier bando).
Pero quienes tanto se alteran al oir hablar de crímenes de esa época suelen ser los que temen que se les recuerde los crímenes más horrendos y salvajes: los cometidos después de finalizada la guerra, con premeditación, alevosía y contando con la absoluta indefensión de la víctima y la absoluta impunidad del verdugo.
En cualquier parte del mundo y amparados por cualquier ideología de cualquier signo, los crímenes son crímenes.
Un saludo para todos los alcalaínos y alcalaínas de buen corazón (es decir, de todos, en lo que a mi respecta).

jose dijo...

hola, me llamo jose maria pizarro, estoy haciendo mi genealogia.
me parece muy interesante este articulo, mi padre es de alcala y seguramente este señor seria familia suya, con lo cual tambien mia.... me encantaria si podeis que me ayudarais con esta investigacion genealogica y a saber mas de mi familia.
sin mas agradeceros todo buestro trabajo.
atentamente
jose maria pizarro

Anónimo dijo...

Mi abuelo se nombra en una de esas listas. Como concejal y no voy a decir el bando, si antes o después. Yo no vivía entonces, obviamente, pero toda mi vida ha estado marcada de alguna forma por ello y tampoco voy a decir cómo ni por qué, tan solo quiero decir si no habéis aprendido algo de vuestros mayores. Respetadlos, cuando hacían las cosas las hacían por algo y la guerra civil no es historia todavía, desgraciadamente. Esperemos tres siglos, al menos. Mientras, nos olvidamos.

Carlos Sánchez dijo...

Me temo que es ése el problema principal para poner tantos peros a un artículo que no debería tener tantos comentarios aclaratorios y descontextualizados.
Estimado Anónimo (yo soy Carlos Sánchez, un canario que vivió sus mejores días en y gracias a Alcalá de los Gazules), la Guerra Civil ha mucho que ha terminado, no porque lo dijese aquel célebre bando de Burgos emitido el 1 de abril de 1939, sino porque la historia empezó ayer y será sometida eternamente a revisión por aquéllos que nos gusta investigarla. Los de ayer, los de hoy y los que serán.
Otra cosa son nuestras limitaciones y complejos. Hace más de tres siglos, en este país había progresistas y conservadores. Los ha habido siempre. Lo que es absurdo es pretender que los problemas de los años treinta del pasado siglo son los que mantienen cualquier situación de crispación o enfrentamiento entre los progresistas y conservadores de la actualidad. El único hilo conductor posible se da cuando algún alcaldillo con pocas luces decide que los restos de víctimas (buenas o malas) de aquella época deben ir a parar a una fosa común, no por alguna razón entendible, sino porque está convencido de que Franco se equivocó cuando emitió el bando antes mencionado y que la guerra civil sigue.
Si a eso le sumamos el que Ud. augure que tendremos que seguir así tres siglos más, me niego ha seguirles el juego. Ya está bien. Hablemos de víctimas (seaqn del bando que sean) y reconozcamos públicamente que nunca debieron serlo, démosles digna sepultura, honremos su memoria y comprometámosnos a no repetir la barbarie nunca más.
Yo por mi parte, que no soy concejal, pero si soy de un bando que no tengo por qué ocultar, estot dispuesto a defender tambien el derecho de cualquier víctima conservadora a tener una sepultura digna, para zanjar cualquier desagravio histórico (que no actual).
Reciba mi cordial y sincero saludo, superador de cualquier diferencia de criterio. Alcalá de los Gazules tiene más valor para nosotros, supongo, que los miedos a las "historias interminables".
Carlos Sánchez

El tiempo que hará...