Páginas

martes, 24 de noviembre de 2009

COPLILLAS DEL CARNAVAL DE ALCALÁ DE LOS GAZULES

Qué verdad es que la tierra tira. Donde uno nace, se hace. Aunque hayas salido de ella hace muchos años. Dar una vuelta por tu pueblo, enterarte de primera mano como van las cosas, es algo biológico.
Tengo la suerte de tener a mi padre, con 87 años, con una memoria prodigiosa, que a través de las letrillas de carnaval de sus años mozos, me acerca a los acontecimientos sucedidos en el pueblo, allá por los años treinta, cantadas por sus gentes con mucho ingenio.
Estas letrillas son como una biografía del pueblo:
Que equivocación tuvieron los hijos de ésta ciudad con el retrete que pusieron enfrente de lo de Bernal, como público que era no costaba salario, pero el muchachito se le ocurrió entrar a hacer su necesidad, y el fontanero que allí lo esperaba le pidió tres perras gordas por la cagada.
Algunos mayores se acordarán del impacto que produjo en el pueblo la salida de las monjas clarisas, obligadas a ir a votar, al parecer, en las elecciones generales de Abril de 1936.
En el colegio primero, según nos hemos enterado, los que ocupaban la mesa se quedaron asombrados,al descubrirse la cara les llamó la atención eran seis monjas encantandas más viejas que San Antón, hay que darse cuenta lo que han echo las derechas por ganar, darle permiso a las monjas para ir a votar, luego se mueren sus padres, familias y parientes, no la dejan salir la ley no se lo consiente.
La criada eficiente que sabía lo que les gustaba a su señora…
Mi prima Enriqueta cuando regresaba, con la compra hecha, su ama le regañaba: dime donde has estado que siempre vienes tarde con los mandados, he estado mirando allí en la plaza un lindo nabo que en venta está y se lo traigo a usted, que barbaridad, con dos cuartas y media de largo y dos kilos, debe pesar.
O la muerte de unos trabajadores en la construcción de un puente en La Golondrina:
En 1930 lo tendremos muy presente a las siete de la mañana, en las Golondrinas, se hundió un puente por no gastar jornal y por su mala obra echa no debieran volver al pueblo jamas…
Cómo cambia el mundo Facundo…
Le tengo que decir a las niñas cuando vayan de paseo no le den bromas a los hombres, como el día de jubileo, porque resulta muy feo y lo critican la gente; y lo primero que dicen esas niñas están caliente.
Cuando yo era pequeñita me ponían muchos bombones y ahora que soy mayorcita veremos lo que me ponen, una le dice a la otra que gracia tiene tu Pepa, sin duda que te pondrán un niño pidiendo teta
Aquello era trabajar, vamos de castigo divino…
Están en la carretera, trabajando sin cesar, los encargados de ella nos miran sin caridad, pero si tu te das cuenta, ahora que estás jubilao, que este no es el camino que cogimo pa el prao.
A esta murga le pareció un buen alcalde
Se está poniendo Alcalá a estilo de capital desde que a entrado a esta Alcaldía se ve que hay mejoría. Desde que ha entrado Juan Simón se acaba de perder en nuestro pueblo la ambición; le pedimos al público que nos quiera escuchar, que por su adelanto esta causando espanto, sus concejales son aquí los principales….
Estoy seguro que hay en mi pueblo mayores que deben conocer estas coplillas y algunas más, sin duda. A ver si somos capaces de terminar algunas que la memoria de mi padre no consigue acabarla.


Juan Romero Huerta
Alcalaíno en Cádiz

El tiempo que hará...