Páginas

viernes, 16 de agosto de 2013

FOTOS DE LA CENA DE LOS ANTIGUOS ALUMNOS SAFA - ALCALÁ DE LOS GAZULES

BIENVENIDA 2013

Buenas noches amigas y amigos. Hoy no es una noche más de nuestras cenas anuales de Agosto. Hoy no. Hoy son las Bodas de Plata de nuestra Asociación. Hoy hace veinticinco años que nacimos. Esta es la cena numero veinticinco en la que nos reunimos este grupo de amigos para recordar las vivencias pasadas en este Colegio y para recordar otras muchas cosas. Nos vamos haciendo mayores y la memoria enflaquece, pero solo para las cosas desagradables, para las felices, para las que como esta noche nos traen aquí, esas perduran y afloran en momentos como estos.

No me toméis a mal la pregunta, pero ¿qué edad teníamos hace veinticinco años? Veinticinco años menos, lo sé, pero, ¿qué edad teníamos? ¿Qué hacíamos? ¿Dónde estábamos? ¿Cuáles eran nuestras ilusiones de entonces? No, no me contestéis, bien sé que a muchos se nos ha puesto una lágrima en los ojos imaginando la respuesta.

Bien. Veinticinco años. Muchas cosas han pasado y nos han pasado en todo este tiempo. Pero veinticinco años es la edad ideal, la de la efervescencia, la de la juventud madura, la de todas las ilusiones. Y así quiero creer que está nuestra Asociación, casi empezando, por esa me ilusiona tanto cada vez que tenemos un nuevo socio y lo publico a los cuatro vientos.

Es importante vernos cada vez que podamos, es importante intercambiar mensajes y archivos por correo electrónico, es importante reconocernos en alguna foto antigua de esas que muchos de nosotros vamos colocando en Facebook,  es importante compartir esta cena, aunque solo sea una vez al año, para que sigamos formando esta familia de nuestro “Convento”.

Y como sabéis, llevo la cuenta de todos los amigos que nos acompañan año a año. Ahora, será seguro por la insoportable crisis, llevamos unos años que ya no crecen los asistentes, sino que, poco a poco, disminuyen, por lo que no se está cumpliendo una de mis mayores ilusiones: cual es ver este patio totalmente lleno. Pero soy consciente de que hay muchos más de los que hoy estamos aquí que quisieran poder acompañarnos y, por una cosa u otra, les es imposible. Mi agradecimiento, como siempre, a todos los que habéis venido, a los que lo han intentado y mi esperanza de que, a no mucho tardar, voy a ver cumplida esa ilusión. Algún día pasarán las dificultades, algún día vendremos a mejor fortuna, algún día podremos estar abarrotando este patio. Por eso lucho, por eso estoy aún con fuerzas y ganas al frente de nuestra Asociación.

Y, -como cada año también-, me gusta agradecer la presencia y recordar la procedencia de muchos de nuestros amigos que están hoy, aquí, con nosotros. Y, así, los hay que han llegado de Martos, Cádiz, Móstoles, Málaga, Los Barrios, Marbella, Algeciras, Puerto Real, Barbate, La Línea, Fuengirola, Madrid, Mijas-Costa, Villafranca del Penedés, Santpere Molanta y Benalup. En fin, como siempre, de toda España. Gracias otra vez. Y no quiero, ni debo, ni puedo olvidar, en ningún caso, a los que no han tenido que desplazarse de ningún sitio, porque vivimos aquí, en Alcalá, gracias también, muchas gracias por vuestra presencia.

Y, como siempre también, viene el turno de los agradecimientos. Agradecer la presencia, un año más, de Isabel Mansilla, Directora de este Centro. Gracias Isabel. Sabemos de tu cariño a nuestra Asociación, de tu desinteresada colaboración y, cómo no, gracias por compartir con nosotros estos momentos tan emotivos y entrañables.

Gracias a Juan Carlos Fernández Luna, Primer Teniente de Alcalde de nuestro Ayuntamiento que esperemos se sienta a gusto entre nosotros.

Gracias a la Diputación Provincial de Cádiz y a nuestro “embajador” en ella, José María Moreno Macías, por su ayuda inestimable.

         Gracias a José Ángel Pizarro y a todos sus colaboradores, por la parte que les toca para que esta cena sea todos los años un éxito.

         Gracias a nuestros amigos Diego Álvarez Mateo, Jesús García García y Juan Vargas-Machuca Fernández, por la gran ayuda que han prestado a Andrés Romero Torres, para el montaje de la Exposición.

         Agradecer también la valiosa colaboración de Santiago Fernández González, en la organización y celebración de nuestro Encuentro de Fútbol.

Y me van a permitir que muestre un agradecimiento especial para Francisco José Solino Sánchez, de Soligrás, por su ayuda tan importante para que algún evento haya tenido el esplendor que ha tenido.

Y esta vez, para despedirme, quiero deciros que ya somos muchos socios, amigos más que socios. El último, el numero 198 lo ha sido Juan Almagro Turrillo, que vive en Barcelona, que lleva 37 años sin venir, siquiera, por Alcalá, pero que ha querido y quiere formar parte de nuestra gran familia.

Y quiero, por último, recordaros que mientras sigáis viniendo cada año a la cena, yo estaré aquí, si Dios me lo permite.

         Hasta el próximo año y gracias a todos de todo corazón.




Andrés Moreno Camacho
Presidente
 


































































































1 comentarios:

Juan Leiva Sánchez dijo...

Querido Andrés: He leído con interés y emotividad tu crónica de los veinticinco años de los Antiguos Alumnos de SAFA. Te felicito con emoción porque, aunque el tango diga que veinticinco años no es nada, para los que hemos vivido en contacto con los jóvenes sabemos que veinticinco años es mucho, muchísimo;generaciones apretadas, miles de alumnos, veinticinco proyectos económicos, ingentes actividades culturales, centenares de actos festivos, incalculables actividades deportivas, numerosas celebraciones religiosas, veinticinco entrañables comidas en el "Convento" y esfuerzos juveniles inenarrables, para conseguir saltar cada año los peldaños de una carrera, de una profesión o de un puesto en la sociedad. Con razón le llaman "Bodas de Plata". Y supone otro reto para emprender el maratón que culminará con las "Bodas de Oro". Todos sabemos quiénes han sido los artífices de la proeza: bienhechores, profesores, personal no docente, padres de alumnos y los propios alumnos y alumnas. Perdóname, Andrés, que me atreva a señalarte como clave ineludible para llevar a efecto la coordinación de los Antiguos Alumnos, sin la cual no podríamos hoy celebrar el formidable evento. Felicidades, Andrés, y un abrazo para ti, para Inés y para todos los que componéis esa espléndida realidad.

Juan Leiva

El tiempo que hará...