Páginas

lunes, 14 de marzo de 2016

VIENDO SALIR A LA MACARENA - PRIMER PREMIO DE POESÍA




VIENDO  SALIR  A  LA  MACARENA

La  noche  luce  estrellada.
Sevilla  espera  en  silencio.
Viernes  Santo,  madrugada.
El  aire  huele  a  azahar
y  al  humo  del  incensario
que  impregnan  todo  el  lugar.

Ya  pasan  los  nazarenos
con  la  capa  nacarada,
color  de  los  macarenos,
y  la  túnica  morada.
Capirotes  verde  oliva,
para  la  larga  enfilada
de  la  Reina  de  Sevilla.

La  sentencia  se  ha  dictado,
y  Jesús  con  amargura,
ve  que  el  momento  ha  llegado…
Prevalece  la  locura,
pese  a  la  ayuda  prestada
por  la  esposa  de  Pilatos
en  un  gesto  de  ternura.

Tras  el  gran  paso  dorado,
marchan  firmes  los  Armados
con  sus  plumeros  al  viento,
los  escuadrones  formados.

La  gente  guarda  silencio,
expectante  y  anhelando
que  aparezca  el  bello  palio
con  la  Esperanza  llorando.
¡Suena  la  Marcha  Real!
¡¡Silencio,  que  está  saliendo
con  su  gracia  celestial!! .

De  rosas  y  clavellinas
le  arrojan  pétalos  nuevos
desde  las  casas  vecinas…
Solo  se  oye  el  zapateo
de  los  costaleros  buenos,
a  compás  de  bambalinas,
con  un  gusto  de  mareo.

¡Con  majestad  cruza  el  arco
La  Esperanza  Macarena!
¡Ay, quién  le  pudiera  alegrar
Su  bella  cara  de  pena!
¡Mírala  como  camina
con  la  gente  de  su  barrio!
¡¡Que  belleza  tan  divina!!

Con  el  corazón  saltando,
mojan  tu  cara  morena,
saladas  perlas  rodando,
por  la  emoción  que  te  llena.

Lágrimas  de  devoción
que  no  pueden  controlar
los  ojos  del  corazón,
viendo  a  la  Virgen  pasar.

El  gran  silencio  se  rompe,
cuando  en  la  noche  resuena
una  voz  fuerte  que  implora
el  nombre  de: ¡¡¡Macarena!!!
Y  un  barrio  entero  que  llora;
macareno  y  sevillano;
como  un  gran  coro  contesta:
¡guapa!, ¡guapa!, ¡guapa!, ¡guapa!.
Es  la  voz  del  pueblo  llano
que  con  fervor  manifiesta
su  sentimiento  mariano.

Los  suspiros  van  temblando
en  las  llamas  de  los  cirios
hechos  con  cera  de  abeja.
Suenan  millones  de  aplausos.
Con  la  banda  interpretando
la  Salve  de  la  Hermandad…
entre  piropos  se  aleja,
la  Dolorosa  más  bella
  de  toda  la  Humanidad.

Tus  ojos  siguen  llorando…




Francisco  Teodoro  Sánchez  Vera-2016         

El tiempo que hará...