Páginas

miércoles, 24 de agosto de 2016

BREVE RESUMEN DE LA HISTORIA DE LOS RANGER'S


Nace el grupo allá por los años 61/62.

Por aquellos entonces, la industria del carbón vegetal,  que durante décadas fue importantísima en la economía local, estaba tocando a su fin debido a la implantación del gas butano. Se preveía un aumento de la pobreza, que ya era endémica y también la emigración que a partir de 1967 (año más o menos) sufrió la población, ante la falta de trabajo. Los “Choriceros“ (así llamaban a los hombres que iban al campo con sus bestias),  empezaron con una nueva actividad que consistía en arrancar de la tierra “cepas de brezo” y transportarlas hasta la fábrica de “pipas de fumar” que  se instaló por aquellas fechas. Allí las cortaban,  las cocían y las enviaban para Barcelona, donde se terminaba su elaboración. La saca del corcho, la ganadería y la siembra (en aquellos tiempos, muy importante),  constituían el resto de la economía de la población.

En este ambiente,   donde los estudiantes  teníamos que examinarnos por libre  en Cádiz, al no tener Instituto, a menos que la familia tuviese medios para que sus hijos estudiasen fuera en algún colegio de pago, vio la luz  este grupo, que además de  conjunto musical, fue un movimiento juvenil  importante. Los Ranger’s, no fuimos 4 personas. Era prácticamente  la juventud de Alcalá, en un gran porcentaje. Nuestros desplazamientos, eran multitudinarios. Nos ayudaban en los montajes, en la portería  e incluso nuestro insigne amigo Cuestarana, nos pintaba los decorados con unos “Tifannys“ impresionantes. También luego, nuestro querido e inolvidable Juan Romero, ponía el grito en el cielo cuando iba a cobrar, porque todo  el importe del contrato se había gastado en cerveza, vino y pinchitos morunos.

La primera idea de conjunto, la tuvieron Juan Manuel Rodríguez González “Juan Ulloa” y Santiago Romero Vera (Hermano de la  recordada y querida Hermana mayor del Beaterio, María del Amor). Los dos, tocaban la armónica por aquellos tiempos. Hablaron conmigo para que les acompañase con la guitarra. Hacíamos canciones melódicas. No estaba nada mal. La familia de Santiago, se trasladó a Sevilla, con lo que Juan y yo  empezamos una nueva etapa, ya los dos con guitarra. En ocasiones, tocaba con nosotros, nuestro querido amigo Paco Álvarez Mateo, q.e.p.d.

Paco siempre decía, que no había nada que sonase mejor, que un grupo de dos guitarras y un bajo.

Nos faltaba algo muy importante en todo conjunto: LA BATERIA.  Decidimos hablar con Juan Romero Díaz. Nuestro inolvidable Juan Romero el de las papas fritas. En su juventud, Juan había tocado en diversas orquestas, como la “ORQUESTINA ALCALAINA“ formada por Andrés Guerra Jobacho,  Paco Puelles y el mismo. También daban serenatas en las onomásticas, cumpleaños, etc. etc.  a las personas que les contrataban.

Al principio, estuvo muy reacio. Nosotros éramos solo dos mozalbetes y  él era un hombre ya bastante cuajado, con hijos de nuestra misma edad.  Pero pudo más su afición y su amor a la música  y finalmente, aceptó.

Más adelante, su hijo, Pepe Romero, q.e.p.d., se hizo dueño de las baquetas y  se convirtió en nuestro batería definitivo.

Era la época más brillante de la música de los 60.  Con los Beatles y los Rollings en  todo su esplendor y con un  montón de grupos y cantantes solistas que aún perduran, al igual que los temas que  le hicieron triunfar.

Se incorporó también al grupo, Isabel Viaga “Beli”. Nuestra primera vocalista. También la perdimos a causa de la emigración ya que su familia se marchó a Barcelona. Contábamos también con Ana Jesús Rodríguez, hermana de Juan, en algunas ocasiones.

Hay, una etapa poco conocida de la historia de Los Ranger´s.  La vivimos Juan y yo en Cádiz. Por aquellas fechas, hicimos nuestros pinitos en la capital y nos codeamos con grupos bastante buenos. Como Los Simun, Los Abunai, Los Teka, etc. etc. Tocábamos en UNIVERSITAS, en la Plaza de Mina y en los concursos de los domingos que se celebraban en el Gran Teatro Falla. Aún se conservan carteles de aquellos eventos.

Y poco después, aparece en Alcalá, nuestro Ranger’s canario, Carlos Sánchez Ortega. Nos dio la posibilidad de incorporar una guitarra rítmica y teclado. Además, sin dedicación exclusiva ya que, como muy pocos grupos, nos intercambiábamos los instrumentos. Aportó también  su  voz dándole al grupo un estilo más  acorde con las necesidades del momento.

En 1969, Juan se nos va a cumplir su Servicio militar y en Enero de 1970, me toca a mí hacer lo mismo. Nos sustituye al bajo, Matías Muñiz, también emigrado posteriormente a Cataluña.

También la familia de Carlos, vuele a Canarias.

Posteriormente, fallece nuestro batería, Pepe  Romero.  Fue un gran golpe emocional y doloroso para nosotros.

Pero nunca hemos dejado de ser Ranger’s. Es algo que llevamos muy dentro. Carlos en la distancia, Juan y yo, siempre hemos permanecido fieles a nuestra amistad y entre nosotros siempre hubo un vinculo añadido y eterno que son las cuerdas de nuestras guitarras.

Ya moriremos siendo “LOS RANGERS“, y dejando a nuestros descendientes esta historia  forjada en momentos difíciles, pero plena de cosas y música, para nosotros: MARAVILLOSAS.




Manuel Caro Ríos

24 de Agosto de 2016

1 comentarios:

Claire Lloyd dijo...

¡Muy interesante! ¿De dónde vino el nombre del grupo?

El tiempo que hará...