Páginas

viernes, 1 de julio de 2011

RESTAURACIÓN DE LA VIRGEN DE LA VICTORIA DE ALCALÁ DE LOS GAZULES

Juan Antonio Lobato Ruiz me envía un correo que recibe de Carmen Arias Guerrero carmenariasguerrero@yahoo.es que dice lo siguiente:
"Como sabéis, desde finales del mes de mayo hemos comenzado algunas operaciones de restauración sobre la talla de la Virgen de la Victoria, localizada en la hornacina principal del altar mayor de la Iglesia de la Victoria. Para ampliar la investigación sobre la historia material de la escultura (cambios de atributos, deterioros, pérdidas de manos y pies de ángeles...) sería necesario contar con fotografías antiguas de la Virgen y en su defecto del retablo. Muchas veces estas fotografías se realizaron ante obras importantes de la iglesia (como aquella de principios del siglo XX cuando se sustituye la cubierta, la obra del cambio de solería, años 90) y en su caso también pueden ser interesantes fotografías de bodas u otros actos religiosos en los que se fotografiasen las personas delante del altar mayor. Las fotografías que se presten, serán digitalizadas y devueltas a sus propietarios, y por supuesto se consignará con subtítulo el propietario de la misma. Te recuerdo también que a esta Virgen se le ha conocido popularmente como "virgen del rosario", por lo que a la hora de preguntar a las personas mayores, habrá que denominarla con el nombre popular. Esperamos que difuntas entre los alcalaínos este mensaje para que podamos ampliar la documentación sobre esta interesante y olvidada talla". Te adjunto un enlace con la nota de prensa del comienzo de la restauración:

www.lalevantadigital.com/2011/06/forja-xxi-restaura-la-virgen-de-la.html

www.diariodecadiz.es/article/provincia/1001501/forja/xxi/restaura/la/imagen/la/virgen/la/victoria/alcalaina.html

La portentosa Virgen de la Victoria que se encuentra en el retablo mayor de la iglesia del mismo nombre de Alcalá de los Gazules -donde antaño estuvo el Convento de San Francisco de Paula- recuperará a finales de otoño todo su esplendor tras la intervención del taller de Restauración de Forja XXI y gracias al acuerdo de colaboración con la Diócesis de Cádiz y, en este caso, con la Asociación de Amigos para la Conservación del Patrimonio de la Parroquia. Se trata de una escultura majestuosa, policromada, de gran valor artístico -del siglo XVIII y atribuída a Francisco Camacho de Mendoza- que mide 2,40 metros a pesar de que representa a una Virgen entronizada y sedente. Pero al margen del tamaño, la Imagen llama la atención por dos detalles poco habituaales y ambos localizados en la parte posterior: la presencia de un manifestador -dosel donde se coloca al Santísimo Sacramento para su adoración- y las ráfagas doradas que simbolizan al sol. La Imagen muestra un estado de conservación "muy preocupante", con grandes lagunas ya desprendidas de policromía, pérdidas de soporte y ensambles abiertos ocasionados por "los avatares de la historia, sin olvidar que la gran dimensión del camarín propicia una mayor acumulación de polvo, suciedad e insectos", como señala Carmen Arias, licenciada en Bellas Artes en la especialidad de restauración y responsable del equipo que acomete este proceso. En estos momentos y ante la dificultad de trasladar la talla, se está realizando in situ una labor urgente de consolidación de la policromía y de reintegración de soportes, mientras que en el taller se está llevando a cabo, por un lado, la restauración del Niño Jesús, que aparece iconográficamente con la bola del mundo y en actitud de bendecir, y por otro, las manos de la Virgen. Esta iniciativa tiene como finalidad la recuperación de bienes pertenecientes a instituciones públicas y religiosas de diversas localidades de la provincia, trabajos que están enmarcados en el programa de restauración del patrimonio. Este taller de Forja XXI -integrado por personal experto en restauraciones artísticas- está subvencionado por el Servicio Andaluz de Empleo de la Junta de Andalucía.
ORIGEN DEVOCIONAL: La iconografía de esta talla de Alcalá de los Gazules sigue el modelo de Málaga puesto que es una advocación muy vinculada a esta ciudad desde la conquista que efectuaron los Reyes Católicos en 1487. El culto a la Virgen de la Victoria fue difundido por los frailes mínimos de San Francisco de Paula, cuya Orden fundó en 1585 el convento de Alcalá de los Gazules, según señala Pablo Pomar en una de sus obras literarias. Esta Imagen del barroco tardío -también conocida popularmente como Virgen del Rosario- aparece sentada sobre una nube de ángeles y querubines y sujetando con su brazo izquierdo al Niño, que, a su vez, sostiene el mundo en una mano mientras bendice con la otra.


La Virgen de la Victoria se encuentra en el cabecero de la Iglesia y se accede por una grada de 8 escalones, formando un pequeño espacio que se cierra por baranda y pulpitillo. El altar es de Sebastián de Aguilar y Castañeda, vecino de Medina Sidonia con quien suscribe contrato el vicario Fray Antonio Delgado. Está realizada en madera de pino de Flandes, en algunos tramos con imitación a piedra. Fue terminada en agosto de 1797. La preside la Virgen de la Victoria, talla de gran tamaño, más de dos metros, y está dotado de un mecanismo giratorio que permite volver a la Virgen quedando visible un gran sol, estofado con pan de oro de 0,68 de diámetro. Las caracteristicas de la virgen parecen indicar que es anterior a la construcción del altar. A ambos lados la flanquean dos santos: San Miguel en la derecha y San Ildefonso, arzobispo de Toledo, a la izquierda. Debajo del camarín está el sagrario dorado por dentro.

El tiempo que hará...