Páginas

domingo, 29 de julio de 2012

EVOCACIONES ALCALAÍNAS




“La Virgen de los Santos en Chiclana”

Desde el  sábado pasado, a las 9 de la tarde-noche, la calle “Nuestra Señora de los Santos”, de Chiclana de la Frontera, ostenta un azulejo con la imagen de nuestra Patrona. El autor del retablo es el chiclanero Israel Jiménez García, estudiante de bachillerato en la especialidad de artes y alumno del Taller de Cerámica. Una respetable representación de los alcalaínos y muchos chiclaneros se dieron cita en la calle para no perderse el acontecimiento y rendirle culto en cielo abierto en la calle del mismo nombre. Los automóviles que pasaban y los que no se habían enterado del evento quedaban sorprendidos al ver a tantas personas reunidas, al coro de la Parroquia de Alcalá cantando y al público acompañándole con las palmas. Tres sacerdotes se dieron cita para atestiguar y bendecir el nombre y el azulejo que quedó para la posteridad en el formidable lienzo de la casa que inicia la calle.

Chiclana es la 6ª ciudad gaditana más densa de la provincia de Cádiz. Tiene más de 81.000 habitantes. Sus relaciones con Alcalá han sido desde antiguo muy frecuentes. Recuerdo que mi padre representaba los vinos de Chiclana, y Alcalá hacía honor a los caldos chiclaneros. Los buenos catadores decían que los vinos de Chiclana se tomaban sin miedo, porque nunca hacían daño. Otro referente importante eran sus playas. Muchos alcalaínos tenían a gala veranear en Chiclana. Y otra de sus relaciones con Alcalá estaban motivadas por el exquisito pescado que llegaba de sus mares. Otro referente obligado es el río Iro. Nace a partir del encuentro del Río Salado de Medina Sidonia y del arroyo del Palmetín, a dos pasos de Alcalá. Se dirige hacia Chiclana en dirección oeste, atraviesa la ciudad y penetra en una zona de marismas-salinas desembocando en el caño de Sancti Petri.

Pero el referente más importante siempre fue la Santísima Virgen de los Santos. Para la fiesta y romería se desplazaban un buen número de chiclaneros para honrar a la Santísima Virgen de los Santos y darle gracias por los favores que derramaba a manos llenas por toda la comarca y la bahía de Cádiz. No obstante, el alcalde de Chiclana y el de Alcalá pidieron más cercanía y más encuentros entre los dos pueblos, porque estando a pocos kilómetros con excelente carretera entre ambos, las relaciones deberían animarse mucho más.

Por añadidura, Chiclana ha sido siempre mariana y lo ha demostrado a través de su historia, con la ermita dedicada a la madre de la Santísima Virgen y abuela de Jesús. Representa para los chiclaneros el icono visual de la ciudad, considerado uno de los siete puntos mágicos de la Ciudad, visible desde varios kilómetros a la redonda. Fue construida por Torcuato Cayón en el siglo XVIII. Su interior alberga el icono de Santa Ana y el de la Virgen Niña tallada por el genovés Domingo Giscardi. Siempre que vayamos a Chiclana conviene recordar que allí también está la Virgen de los Santos en un azulejo  de la calle del mismo nombre.    

                                                                                        
JUAN LEIVA

El tiempo que hará...