Páginas

miércoles, 11 de julio de 2012

RECUERDOS GADITANOS


R E C U E R D O S     G A D I T A N O S


Airoso va el vaporcito
a Cádiz por la Bahía,
en su cubierta lucía,
mi novia su cuerpecito. . .
 
Caleta si no te veo,
no tuve yo la culpita;
la causa fue una mocita
que trastornó mi paseo.

He vuelto a cruzar sus aguas
subido a un  catamarán,
con mis pensamientos van,
los sonidos de las fraguas.

Y a compás de soleares,
oigo picar el martillo,
desde que yo era un chiquillo,
no se oían por estos mares.

En las aguas gaditanas,
se hundieron sin remisión,
ansias de mi  corazón
que añoré muchas mañanas.

Adiós viento de levante,
que igual que se va se viene
por eso es sabio quien  tiene
experiencias por delante.

Aquel querer de pequeño,
la compresión de un amigo,
o el beso de amor contigo
que cada alborada sueño.

Son cosas que no se olvidan,
que siempre están a tu lado,
son recuerdos del pasado
que a menudo toman vida.

Puerto de Santa María,
es tu coso el  relicario,
en su albero centenario,
del toreo por bulerías.

Dijo un gran torero un día,
quien no vio toros aquí,
nunca podrá “presumí”
de saber de torería.

Arenas ocres y finas
alfombran Valdelagrana,
esa playa larga y llana,
llena de niñas divinas.

Con el poco pelo blanco;
miro desde mi atalaya,
la arena de aquella playa,
y  te busco en aquel banco.

Yo no he sido ningún santo,
muchas faltas cometí,
mas siempre me arrepentí,
y  recé bajo Su manto.

Tampoco fui un Barrabás,
he practicado el honor,
y por mi cuna un señor
que no quiso herir jamás.
 
Que maravilla es pasar,
despacio el Puerto Levante,
para encontrarte delante,
de los Gazules, su altar.

¡Nada lo puede igualar!
No  es pasión de alcalaíno,
cualquier hijo de vecino
lo confirma sin dudar.
 
La cara de la Señora
se ilumina de alegría,
hoy sale de romería
y está brillando la aurora.

Van llegando peregrinos
hasta la tercera cruz,
traen la alegría y la luz
del río y de los caminos.

Monte Sarria y monte Ortega,
lugares donde jugaba
todo el tiempo que duraba
mi visita veraniega.

Fueron sitios  que estuvieron
dentro de un viejo  paisaje,
del que miles de equipajes
marcharon, mas no volvieron.
 
Castillo del rey Gazul
en La Coracha plantado,
luces tu moro pasado
sobre nuestro cielo azul.
 
Tu con las torres galanas,
que enseñan su campanario,
formáis un monte Calvario,
sois las tres cruces cristianas.
  
Cantándole a la Señora,
los Amigos del Camino,
son del pueblo alcalaíno
la Voz que de gozo llora.

Y cuando llega el momento,
de una manera sincera,
todos le cantan de veras,
derrochando sentimiento.
 
Pozos de Arriba y de Abajo
que fuisteis durante un tiempo
aguadores de un sediento
pueblo con poco trabajo.

Son tus morunas almenas
puntas de piedra clavadas
en almas desesperadas
que nunca curó sus penas.
 
Ya está la Virgen llegando. . .
sobre las calles camina,
bendiciendo en cada esquina
a un pueblo que está rezando.

Pues a María de los Santos,
al ser de Alcalá Patrona,
su pueblo entregado entona
todo el amor en sus cantos.

Busco la serenidad
por las  veredas del tiempo,
sabiendo que este momento
vivo con tranquilidad.
 
Por eso  lo  tengo claro,
y cuando llegue la muerte,
yo gozaré de la suerte
de  partir bajo Su amparo.



Fco.Teodoro Sánchez Vera
La  Portella – 7 - 2012



El tiempo que hará...