Páginas

lunes, 31 de diciembre de 2012

YA VIENEN LOS REYES MAGOS




Mamá, ya vienen los reyes
¿qué me irán a traer?
Hijo, primero escribe la carta
que yo la quiero leer.

¡Si yo todavía apenas
sé escribir muy bien!
No importa, solo unos nombres,
procura te salga bien.

Y no pongas muchas cosas,
con todo no van a poder,
no olvides que hay una crisis
difícil de comprender.

Y que los Reyes no tienen
dinero ni liquidez.
Mamá los Reyes son Reyes
y lo pueden todo hacer.

A los reyes le han quitado
ahora, por primera vez
la paga extraordinaria
sin poderse extender.

Yo solo quiero un balón
y una “bici” “pa” correr,
un móvil, una Nintendo
y un “e-book” para leer.

Y quiero también un reloj,
y equipación del Madrid,
y unas botas para el fútbol,
poca cosa, como ves.
Basta, basta, niño, basta,
¿quieres la Luna también?
con eso serás astronauta
y poner en ella los pies.

El niño se pone “mosca”
y no sabe comprender,
pues su vecino de al lado
de “cosas” pidió hasta diez.

Tu pon agua en el balcón
los camellos han de beber,
y algo que sus Majestades
puedan ansiosos comer.

Y duerme pronto y corriendo
que ellos te pueden ver,
pues tu no verás a ellos
y te van a sorprender.

¡Y vaya si fue sorprendido!
el niño llamado Andrés,
tenia los ojos abiertos
antes del amanecer.

En silencio y despacito
se levantó el niño aquel,
se fue derecho al balcón
entusiasmado por ver.

Y miró lo que no quiso
ni podía suponer,
solo había una pelota
un “chupa chups” y un pastel.

Y un cepillo de los dientes
y figuras de papel,
un chándal para el deporte
y una tabla de ajedrez.

Un paraguas de colores
por si se pone a llover,
un lápiz y una libreta
y un libro para leer.

Seis soldaditos de plomo,
una pecera y un pez,
un tractor con cuatro ruedas
y turrón para comer.

El niño queda de piedra,
los padres lo pueden ver,
Andrés ya no cree en los Reyes,
ni siquiera que eran tres.



José Arjona Atienza
Cádiz, 1 de enero de 2013

El tiempo que hará...