Páginas

martes, 12 de febrero de 2013

HOMENAJE POPULAR AL BEATERIO AÑO 1956





CONCLUSIONES


        Iniciado el Homenaje Popular al Beaterio de Jesús, María y José, en la Prensa de la Provincia (Información del Lunes de Cádiz y Ayer de Jerez) fue acogido con singular aceptación y grandes muestras de simpatía por todo el vecindario. En su virtud se dirigió una instancia al Ilustrísimo Ayuntamiento, solicitando el nombramiento de una Junta “Pro-Homenaje” que se encargara de la organización de los actos que con tal motivo habrían de celebrarse.
        Dicha Junta fue compuesta por el Alcalde Presidente Don Jorge Muñoz Vera, cedida generosamente dicha Presidencia por el Sr. Cura Párroco Don Manuel Barberá Saborido, Cura Párroco de ésta, ocupando él la Vicepresidencia; Vocales Don Antonio Visglerio Sánchez, Hermano Mayor de la Hermandad de la Virgen de los Santos; Don Ricardo Salazar, Brigada de la Guardia Civil; Don Pedro Mariscal Recio, Veterinario y Delegado Sindical; Don Francisco Requena Escudero, Director de las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia; Don José Romero y Romero, como padre de familia numerosa; Don Pedro García Mariscal, como Tesorero y Propietario; Don José García Moreno, como Secretario del Juzgado Comarcal de ésta, y Director de la Caja de Ahorros, como Secretario de Junta, y después se amplió con Don Manuel Ahumada Vázquez, Juez Comarcal.
        Se comenzaron los trabajos encaminados a la Organización de dicho Homenaje, invitándose a predicar el día 22, día de la Hermana Mayor Sor Santa Rita Herrera, al muy ilustre Señor Don Francisco Serrano Cid, Maestreescuela de la Santa Iglesia Catedral de Cádiz, e hijo de la localidad, y el día 20, Domingo, al Sr. Vicario Reverendo Padre Barberá.
        Se contrató la Banda Municipal de Chiclana, para los conciertos y Dianas, y la Orquesta de Jerez de la Frontera, para la Función religiosa del día veintidós.
        Se acordó un Triduo en la Parroquia, improvisando la Sagrada Familia con las Imágenes del Nacimiento y el niño de Jesús de San José el del Sagrario.
      Se inició una suscripción popular dando muy buen resultado, contribuyendo a ella pobres y ricos, ausentes y presentes de Alcalá.
        Se nombraron Comisiones o Tribunales secretos para premiar las labores de la magnífica exposición instalada en el Beaterio, cuyas labores y pinturas fueron expuestas por trabajos realizados por las niñas de dicho Centro Docente.
        Otros Tribunales para premiar los niños y niñas que se destacasen en los Teatros, y otros para las carreras de sacos, cucañas y carreras de Camareros; estos últimos actos se verificaron en el Paseo de José Antonio o Plaza de la Cruz.
        El Domingo día 20 hubo comunión general, el día 21 Vigilia solemne extraordinaria de Tarsicios y el día 22 gran función principal, desde la cual se felicitó a la hermana Mayor, tras de tomar el desayuno las fuerzas vivas de la población el cual fue servido por las Hermanas. Asistieron a dicho acto las Hermanas Mayores de Cádiz, Úbeda y Conil. Todos los actos resultaron concurridísimos y dentro de la mayor alegría y beneplácito por parte de todos; por la tarde de dicho día todas las Señoras de la localidad ofrendaron ramos de flores a las Hermanas y verificó el reparto de premios a todos los ganadores.
        Todas las noches hubo iluminación, concurso de balcones y escaparates, estando la calle Real y Plaza de la Cruz, concurridísimos hasta la una y media de la madrugada.
        En resumen: Que todo el vecindario y los de campo que se trasladaron a la Ciudad, vibraron en todo momento de satisfacción y entusiasmo, donde se desprende que el homenaje que se celebraba era de justicia a las Hermanas que encerradas con Jesús y por Jesús en esta Santa Casa, tanto bien hacen por Alcalá.
        En los discursos de Autoridades, el Sr. García Moreno, hizo constar el porqué de este homenaje. Sin ser de esta ciudad dijo que él sabía apreciar mejor que los propios alcalaínos la labor desarrollada por estas Hermanas, ya que ellos habían nacido con el Beaterio y que él venía de un pueblo donde no existían, por cuya razón apreciaba más su labor cultural y religiosa.
        El Sr. Padre Barberá, dijo que el Beaterio se podía llamar la casa de las Curas, y abogó por un pequeño asilo de hombres a cargo de esta Institución; el Alcalde Sr. Muñoz Vera, prometió aumentar la pequeña gratificación que el Ayuntamiento da a la Institución y Don Francisco Requena, que lo hizo en nombre de la Comunidad, dio las gracias al Organizador y al pueblo en general.
        Con estas torpes y mal hilvanadas cuartillas, doy por terminado este pequeño historial del Homenaje, pidiendo sus oraciones a las Hermanas para el que tanto las necesita.
        Alcalá y Mayo de 1.956
        El Organizador








El tiempo que hará...