Páginas

miércoles, 20 de marzo de 2013

SOLEDAD


Queda solo en inmensa soledad
grita al Padre por qué lo ha abandonado,
sólo algunos lo han acompañado
pero muchos se alejan sin piedad.

Le han sumido en la más honda orfandad,
sólo Él, de ladrones rodeado,
y con Él se quedó solo a su lado
la negrura, el silencio, la maldad.

En la tarde infernal de la Pasión
no hay gentío leal ni multitud
que lo siga en ferviente admiración.

Nadie siente por Él ya gratitud,
y esas chusmas lo urdieron de tal suerte
que lo dejan a solas con la Muerte.





José Arjona Atienza


El tiempo que hará...