Páginas

miércoles, 20 de marzo de 2013

TUS MANOS


De tus manos salieron Tierra y mar
y salieron la luz y el firmamento,
y con barro, al impulso de tu aliento
Tú formaste a los hombres para amar.

Y has creado este Sol para alumbrar,
y las nubes, la lluvia y hasta el viento,
y la vida surgió en un momento
y un edén, paz y bien, nos fuiste a dar.

Pero tantas venturas no bastaron
que las turbas, con odios y rencores,
en la Cruz de la infamia te colgaron.

Y hasta tanto llegaron sus horrores
que, por verte seguro prisionero,
te clavaron tus manos al madero.




José Arjona Atienza

El tiempo que hará...