Páginas

jueves, 16 de mayo de 2013

ANA MARÍA JIMÉNEZ "LA HINOJOTA"




Por las calles de Alcalá
va luciendo su figura,
arreglá pero informá
sin perder la compostura.

Pausados los andares,
inocente la mirada,
apacible su talante,
transparente y confiada.

Achinados los ojillos,
los mofletes sonrosados,
la nariz respingoncilla,
y sobre su pelo una flor
que le sienta de maravilla.

Estampado su vestido
o una falda de lunares
holgados hasta el tobillo
que disimulan su talle.

Su  cuello lo va adornando
con dos vistosos collares
y en su pecho un corazón
que de grande no le cabe.

-¿Y adónde vas con disfraz?
-Al Carnaval.
¿Y adónde vas tan contenta?
-A la Feria.
-¿Y adónde con la toalla?
-A la playa.
-¿Y adónde ya sin temor?
-De excursión.
-¿Y con quién irás?
-Con mi Juan.

Al  campo me iré,
al mar o a  la sierra,
de noche o de día
me iré donde sea.

Que quiero vivir de prisa
el tiempo que queda,
que quiero sentir el viento
que todo lo seca
y se cierren las heridas
que me quedan abiertas.

Que quiero ver  el Sol
y mirar las estrellas,
que ya perdí bastante
por esas veredas.

-¡Pero,… mamá, ¿qué te queda?
-¡Ya voy, hijo, ¡¡La pamela!!
“Ana, sigue viviendo,
Ana, no te entretengas,
que el viento y el Sol,
luceros y estrellas
harán de tu invierno
feliz primavera.

Porque  eres  buena y sencilla
y eso en la cara se nota,
sigue viviendo tu vida
Ana Jiménez “La Hinojota”.





Francisco  Gil García
16 de mayo de 2013

El tiempo que hará...