Páginas

lunes, 12 de octubre de 2015

LAS CLAVES DEL BIENESTAR HUMANO - LAS ENSEÑANZAS DE LAS PROPIAS EXPERIENCIAS


A partir de hoy me propongo esbozar unas breves y sencillas reflexiones semanales sobre algunas claves que nos ayuden a identificar los ingredientes y a explicar los factores de nuestro bienestar personal, familiar y social. Por supuesto que  no ofreceré  fórmulas mágicas o remedios milagrosos, ni tampoco propondré teorías originales y completas sobre la felicidad humana, aunque sí tendré en cuenta las principales aportaciones del pensamiento y de la ciencia, especialmente las de la Psicología y las de las Neurociencias.

Ojalá estas elementales ideas sirvan para estimular unas reflexiones personales de cada uno de nosotros sobre nuestras propias vidas. Parto del supuesto de que las experiencias, cuando son adecuadamente analizadas y digeridas, constituyen fuentes fecundas de las que dimanan las enseñanzas más lucidas y más prácticas. Estoy convencido de que cada uno de nosotros guarda, en el interior de la propia conciencia o en el centro neurológico del cerebro, las claves del propio modelo de bienestar. No tengo la menor duda de que, de manera más o menos acertada, todos nos esforzamos permanentemente para alcanzar la necesaria y, por lo tanto, la posible felicidad. Aunque no siempre las sepamos explicar con palabras técnicas, todos conocemos y aplicamos diferentes fórmulas válidas para sentirnos bien.


Si es cierto que, a veces, cerramos los ojos para no ver los caminos que nos conducen a un bienestar razonable, también es verdad que, apoyándonos en las sensaciones placenteras, en las emociones intensas, en los sentimientos gratos y en las ideas nobles, será útil trazar unas pistas generales que nos orienten en la búsqueda de ese bienestar necesario, posible y obligatorio.

José Antonio Hernández Guerrero
Catedrático de Teoría de la Literatura

El tiempo que hará...