Páginas

domingo, 27 de diciembre de 2015

LAS CLAVES DEL BIENESTAR - BALANCE


En esta ocasión –queridos amigos- me propongo –os propongo- que, al menos una vez, nuestro balance de final de año se reduzca al recuento de los datos positivos, a los momentos efímeros pero saludables, en los que nos hemos sentido contentos. Me refiero a aquellos comportamientos que, sencillos y quizás espontáneos, nos han resultado gratificantes, saludables y nutritivos.

Podríamos recordar, por ejemplo, las sensaciones hondas que nos produjeron la contemplación, simplemente, de este cielo tan azul, de este mar tan cambiante y de este clima tan suave. Me refiero a esos hechos que, aunque ajenos a nuestra voluntad, favorecen nuestra sobre-vivencia  y nuestra con-vivencia.

Ya sé que suena a tópico excesivamente cursi, pero no tengo más remedio que re-vivir, sobre todo, aquellas circunstancias concretas en las que expresamos amor, cariño y amistad. Permitidme, por favor, que os repita que os quiero. Un beso.



José Antonio Hernández Guerrero
Catedrático de Teoría de la Literatura
Universidad de Cádiz

El tiempo que hará...