Páginas

miércoles, 20 de abril de 2016

PRESENTACIÓN DEL XXX PREGONERO DE SAN JORGE 2016


PRESENTACION DE PEDRO JESUS GUTIERREZ SANCHEZ
XXX PREGONERO DE SAN JORGE


Ilmo. Sr. Alcalde y Corporación Municipal.
Autoridades Civiles, Eclesiástica y Militar,
Hermana Mayor y Hermanas del Beaterio,
Pregoneras y Pregoneros,
Representantes de Hermandades y Cofradías,  Asociaciones, Peñas y Clubes de la Ciudad.
Amigas, amigos y queridos paisanos. Buenas noches.

Creo obligado comenzar explicando que hago hoy aquí, porque ni soy el anterior pregonero ni la persona que al inminente cantor de San Jorge le hubiese gustado que le presentase y me explico,  desde hace tres décadas en que institucionalizamos este acto   se ha convertido en inveterada costumbre que cada pregonero presente a su sucesor, siendo así como en buena lógica debería ser  a Nicolás Toscano Liria  a quién debiera corresponderle el honor,  si bien  ello no será  posible porque sus obligaciones académicas en la neoyorquina Universidad de San Juan se lo impiden,  razón por la que nos ha trasladado  petición para que,  junto con sus disculpas por esta ausencia,  así os los hagamos saber,   como hecho queda. 
De otra parte creo que coincidiremos todos en  que si por algo podemos definir a San Jorge es por su carácter de fiesta total,  con múltiples vertientes, a las  que se han referido tanto muchos de quienes han tenido el privilegio de ocupar este atril como  oportunamente nos recuerda la programación que se prepara para ello. Sin embargo hay un aspecto que, por hache o por be, acompaña siempre a las fiestas de San Jorge, y no aparece nunca ni en programas ni en pregones y no es otro que el de la intensa actividad política que suele fraguarse en torno a ella, tanto porque  la fecha, históricamente ha sido  antesala de  muchos comicios y muy particularmente de elecciones municipales como porque al concentrarnos todos en el ágora mágico de la Plaza Alta, alentados la mayor parte de las veces por una copa en la mano, lo más normal es que  nos afanemos en compartir y convivir, en hablar de lo divino y lo humano,  sin olvidar que tampoco ha sido extraño que muchos hayan lanzado propuestas o hayan buscado apoyos para impulsar una y mil iniciativas, contexto que traigo ahora colación para contar como una tarde de 2011, en que un nutrido grupo agasajábamos al patrón como se merece, se nos presenta Pedro Gutiérrez para contarnos que al año siguiente quería ser el pregonero de San Jorge y preguntarnos ¿Qué tengo que hacer?. No recuerdo si hubo mucho debate o no, pero si que a alguien se le ocurrió que lo mejor para que así fuera era recoger firmas trasladando la petición al Ayuntamiento; tampoco recuerdo donde fuimos por los folios pero lo cierto y verdad es que después de una agradable y pausada vuelta  por los chiringuitos de la plaza, sin esfuerzo ni problema alguno, contábamos con  varios cientos de firmas que, en petición popular hasta entonces nunca puesta en práctica para proveer el noble oficio de cantar a nuestro Patrón,  solicitaban al Ayuntamiento nombrase como Pregonero a Pedro Gutiérrez.
Pero, como canta Serrat, “es caprichoso el azar” y si bien  el encargo tardaría cinco años en producirse ello no sólo no le resta un ápice de importancia sino que, antes al contrario, lo engrandece porque  durante este tiempo hemos conocido desde  comentarios en las redes sociales hasta la constitución de varios grupos de apoyo a la iniciativa,  de forma que  hoy podemos afirmar que nos encontramos, al menos en Alcalá, ante el  primer pregonero por aclamación popular  y el primero, igualmente,  auspiciado desde el universo 2.0.
Expuesto lo uno y lo otro, creo oportuno destacar que cuando nuestro Alcalde me llamó hace algunas semanas para que, como decano o pregonero más antiguo de los de San Jorge, me encargase de  presentar a Pedro Gutiérrez, acogiese con ilusión el cometido.
Una ilusión, con todo, que no será  nada si la comparamos  con la que, a lo largo de este lustro,  ha  derrochado Pedro al preparar el Pregón con el que va a deleitarnos esta noche, pero también es cierto que lo que me pedía  era tremendamente fácil, porque ¿Quién en Alcalá no conoce a Pedro Jesús Gutiérrez Sánchez?;  algunos,  los más  mayores le conocerán como el hijo de Juan Gutiérrez Barriga y Josefa Sánchez Clavijo; otros, los de su generación y aledañas le conocemos como “Pedro el Poli”, en clara alusión a su  afición por la información y el comentario político, tanto en vivo y en directo en el estanco de su tio Francisco al que ayudaba cuando joven o en el Club Juvenil de Cristo Vive  como a través de las ondas hertzianas de Radio Aljibe y Radio Potoco  de aquellos finales años ochenta o en la unificadora Radio Alcalá de los primeros años noventa. Aunque, para los más jóvenes sea “Peter Chibanella”, pues ese es su nick en la moderna plaza virtual de las redes de internet , donde tiene cuentas  tanto en facebook y twiter como en una página propia, bajo el nombre de  entrelasierrayelmar.blopspot.com,  que no son  sino pretextos para, a través de estas ventanas,  no perder a ninguna hora del día el contacto con su pueblo y con sus gentes, por mucho que haga ya casi 20 años que reside en Sevilla; Ciudad  a la que le llevaron motivos profesionales pero que, tras conocer a Mari Carmen, terminaría por convertirse, desde 2002,  en la de su hogar familiar  y donde nacerían sus hijos Pedro y Carmen.
Y para absolutamente todos, Pedro es  una persona comprometida con su pueblo y con sus gentes que, pese a no residir habitualmente entre nosotros,  está muy presente en nuestro día a día, tanto a través de esas redes sociales en las que acostumbra a sorprendernos con elaborados pequeños documentales o artículos que, partiendo de una declaración implícita de alcalaínismo, nos  llevan siempre a la reflexión,  como también lo está  en su labor de propagandista personal de Alcalá  y puedo afirmar sin temor a equivocarme que no habrá nadie relacionado con Pedro  en Sevilla que no conozca las bondades de nuestro pueblo,  razón por la que un amigo común lo titula “Cónsul de Alcalá de los Gazules en Sevilla”.
Pero ese compromiso no es sólo con su pueblo  sino con todo lo que rodea a nuestro Pregonero. Me consta y sé que no le va a gustar que lo mencione, que cuando se entera de algún problema de alguien y piensa que con su intervención puede ayudar a resolverlo, se implica mucho más allá de lo razonable, cueste lo que le cueste y aunque ello le  suponga un esfuerzo titánico,  demostrando la grandeza de valores que le inspiran y la categoría que atesora.
Con todo, la primera imagen que se nos viene a todos con solo mencionar el nombre  de Pedro, estoy seguro, es una imagen alegre: ya sea  presentando un evento o  como activo participante de cualquiera de nuestras fiestas y muy particularmente de ese San Jorge al que,  convertido en voz de la Ciudad, en representante de todo Alcalá, va a cantar ahora, en un Pregón que se ha hecho esperar demasiado y que me consta ha escrito con el corazón y desde el agradecimiento; un Pregón cargado de ilusión y  sentimiento; en un texto vivo  que ha cambiado  día a día,  para recordarnos que no hay mejor forma de festejar a nuestro Patrón que, como lo hacemos,  acudiendo a  una Plaza erigida en escuela de alegría donde vivir apasionadamente cada instante;  reafirmar las señas de nuestro ser y sentir o recordar nuestras vivencias colectivas … como va a deleitarnos a continuación el trigésimo pregonero de San Jorge, Pedro Jesús Gutiérrez Sánchez, al que cedo ya la palabra.



Muchas gracias


Gabriel Almagro Montes de Oca

1 comentarios:

Nicolas Toscano Liria dijo...

Mi enhorabuena desde Nueva York a Gabriel Almagro por tan acertada presentación. Nadie lo hubiese podido hacer mejor. Aunque por razones de trabajo no haya podido entregarle el testigo a Pedro Rodríguez, como es costumbre, he escuchado su pregón que está escrito desde la nostalgia y con el corazón. Mi felicitación y mi agradecimiento a su madre Pepa Rodríguez, que cuidó a mi tía María Toscano Puelles hasta su muerte, por tener un hijo con talento y cariño por su pueblo y sus gentes.Nicolás Toscano Liria Nueva York, 20 de abril del 2016

El tiempo que hará...