Páginas

martes, 13 de septiembre de 2016

CRÓNICA DE UN ENCUENTRO DE EMIGRANTES ALCALAÍNOS

                        


La tarde del viernes 9 de septiembre, en la Iglesia de la Victoria de Alcalá de los Gazules, se celebró un encuentro, auspiciado por el párroco de la ciudad, Tomás Díaz Artola, y el sacerdote alcalaíno, de la Orden del Carmelo, Padre Rafael Leiva Sánchez, miembro de la Comunidad de PADRES CARMELITAS DE OSUNA (SEVILLA) Y EMIGRANTE ALCALAÍNO desde 1942. Asimismo, un nutrido grupo de emigrantes llegaron a la ciudad.

A las 6 de la tarde en la  Estación de Ferrocarriles de Jerez de la Frontera, recogimos al Padre carmelitano, Rafael Leiva, para trasladarnos a la Ciudad gaditana de Alcalá de los Gazules. Inmediatamente, tomamos la autovía de Jerez-Los Barrios, bajo un cielo azul-marino  de un cielo cuajado de aspas eólicas y  brillantes estrellas. Nos trasladamos a  una de las ciudades más bellas de la provincia gaditana, Alcalá de los Gazules.

Al llegar a la curva del Puerto de Levante, los ojos se iluminaron, como tanta veces, al aparecer en el escenario de la arquitectura alcalaína. Esa imagen la llevamos grabada en el alma todos los alcalaínos y, al verla, revive nuestra historia. La Alameda de la Cruz se fue cuajando de alcalaínos y, en poco tiempo,  abarrotando la Iglesia  de la ciudad y de alcalaínos de la ciudad y “de alcalaínos de la Diáspora,   invadiéndolo todo.

La bella iglesia de La Victoria se llenó hasta rebozar y los ojos de los presentes se humedecían recordando los años de la niñez, las primeras comuniones y muchas de las bodas celebradas en al iglesia. El mismo Padre Rafael estaba emocionado y nos recordó algunas anécdotas de su infancia.

El colofón del encuentro lo marcó un precioso himno dedicado a Alcalá y desgranado de bellos aspergios, que armonizarían las celebraciones de la Virgen de los Santos y la del patrón San Jorge.


La Alameda recordaba las celebraciones clásicas de la ciudad y, al llegar a la Playa y la cuesta de Sto. Domingo, destacan dos edificios, el cine y la antigua plaza de toros. 



Juan Leiva

El tiempo que hará...