Páginas

lunes, 24 de enero de 2011

EVOCACIONES ALCALAÍNAS

62.-Por los viejos caminos de Alcalá (II)

Luis Romero Acedo, en su trabajo sobre “Cañadas y Caminos”, asegura que muchos de ellos se encuentran indebidamente agregados a las fincas colindantes, cuando nunca se debieron haber perdido. Y es que muchos de aquellos viejos caminos de Alcalá han desaparecido: unos, tragados por las grandes fincas y cortijadas; otros, inundados por el asfalto y convirtiéndose en carreteras y caminos; algunos, absorbidos por chozos y edificaciones ubicadas en tramos de las veredas de la Carne; y pocos, vigentes y reconocidos por los pocos hombres y mujeres que trabajan en los campos. Sus nombres genéricos eran cordeles, veredas, abrevaderos, descansaderos y pasadas.

Son nombres rurales inefables, de añoranzas infantiles y adolescentes; topónimos populares de ríos y arroyos, aguas claras de manantiales y pozos; apodos y sobrenombres de personas y animales; plantas de flores y hierbas silvestres, que vienen a la mente como si no hubiera pasado el tiempo. Daríamos algo por volver a vivirlos, a recorrerlos, a encontrar los pastores trashumantes que venían de Extremadura y a los segadores que llegaban de Portugal, puntualmente, a la siega y a la vendimia de los campos jerezanos. Ahí siguen los nombres, apostados en los cortijos, en las dehesas, en los bosques. Hay que evocarlos para que vuelvan a tener vida.

Los cordeles.- El cordel era una medida muy usada en nuestros pueblos. La medida “a cordel” se empleaba en caminos y veredas en línea recta, especie de calles anchas y llanas, caminos para el ganado trashumante. El nombre viene de la medida utilizada para longitudes, que solía tener 37 metros y 61 centímetros. En Alcalá se recuerdan muchos de estos caminos de ganado. Siguiendo a Luis Romero Acedo en sus apuntes, encontramos los siguientes:

Cordel de Gibraltar.- Comienza en la Cañada Real de los Ratones y en la carretera de Casas Viejas por el lugar llamado del Pradillo. Transcurre, a continuación, durante 21 kilómetros en dirección Norte-Sur por tierras de Alcalá, hasta entrar en el término de Los Barrios por el Castaño, frente a Gibraltar. Tiene una anchura legal de 37 metros y 61 centímetros.

Cordel de las Hoyas.- Nace en la Cañada Real de las Palomas, en el lugar conocido de “Los carriles”. Transcurre por los términos de Alcalá durante casi 13 kilómetros en dirección Este-Suroeste y penetra en los términos de Medina por el Toñalejo. Su anchura es de 37 metros y 61 centímetros.

Cordel de la Mata del Tuerto.- Nace en la Cañada Real de la Dehesa de las Yeguas, en el lugar llamado Pasada del Manco. Recorre 5 kilómetros y 700 metros en dirección Norte-Sur, uniéndose al Cordel de Gibraltar, en el Rincón del Coronado. Su anchura es de 37 metros y 61 centímetros.

Cordel de Macote y La Grama.- Tiene su inicio en la Cañada Real Marchantiega, en el lugar “descansadero de la Boca”, cerca del río Alberite. Transcurre 5 kilómetros y 600 metros, en dirección Norte-Sur, hasta llegar al Pilar de la Grama, donde entra en el término de Medina Sidonia. Su anchura es la legal, 37 metros y 61 centímetros.

Cordel de los Espartales y Correderas.- Se separa del Cordel de las Hoyas y de la carretera de San José del Valle, cerca del Puerto de la Parada. Recorre, en dirección Este-Oeste, 7 kilómetros aproximadamente y finaliza en la Cañada Real de Paterna, en el lugar conocido por “Arroyo del Gato”. Su anchura es la legal, 37 metros y 61 centímetros.

Cordel de Alcalá.- Procede del término municipal de Jerez de la Frontera y penetra en el de Alcalá por el lugar de Pajarete. Toma dirección Norte-Suroeste, recorriendo 9 kilómetros y medio. Termina junto al Pozo Abrevadero de Peña Batida y se adentra en el término de Paterna de Rivera. Su anchura es la legal.

Las Veredas.- Las veredas suelen ser caminos estrechos, formados generalmente por el tránsito de peatones y ganados. Según la Mesta, es una vía pastoril para los ganados trashumantes que tiene, como mínimo, 25 varas de ancho, unos 17 ó más metros. No obstante, su anchura es variable, según los antecedentes históricos. Las principales veredas alcalaínas son las siguientes:

Vereda de Patriste y Jimena.- Nace en el lugar conocido por el El Ferial de la “Vereda de la Alcabala”. Discurre en dirección Oeste-Sureste con un recorrido de nuestro término de 15 kilómetros y 800 metros. Entra en el municipio de Jimena por el lugar conocido por “Gamero”. Su anchura es de 20,89 metros.

Vereda de la Cruz del Prado y Fraja.- Se inicia en el mercado de la Feria desde la “Vereda de la Alcabala” y se une con la carretera de Paterna, descabeza en la carretera del Valle y “Cordel de las Hoyas”, a través del Cortijo de la Parada. Recorre 8 kilómetros y 400 metros en dirección Sur-Norte. Su anchura es de 20, 89 metros.

Vereda de la Flor de Lis.- Se aparta en dirección-Sur-Oeste del “Cordel de Alcalá”, cerca del Cortijo del Esparragal. Y termina en la Cañada Real Marchantiega, en el lugar del “Chopo”, por donde llega la procedente de Paterna. Su dirección es de Norte a Suroeste y su recorrido aproximado dentro del término es de unos

Vereda de Cabeza Redonda.- Se separa, en el Puerto de la Parada, del “Cordel de Espartales y Correderas” y recorre 5 kilómetros y 800 metros en dirección Sur-Norte. Penetra en los términos municipales de Jerez de la Frontera por el arroyo de las Viñas. Su anchura es la legal, de 20,89 metros.

Vereda del Pozo del Guardia.- Comienza en la vereda de la “Fuente de las Presillas” y acaba en la “Vereda del Cortijo del Bugeo Gordo”, después de recorrer 3 kilómetros y unos 300 metros en dirección Este-Suroeste. Su anchura es la habitual de 20 metros y algunos centímetros.

Vereda de Maina.- Se inicia en la “Apeada de Benítez”, de la Cañada Real Marchantiega. Recorre 6 kilómetros y unos 200 metros en dirección Oeste-Este. Tras unirse con la “Vereda de Patriste y Jimena”, cruza el río Fraja en las proximidades de la Umbría.

Vereda de las Alcabalas.- Se aparta de la anterior en las inmediaciones del “Cerro Filete”. Tras recorrer tres kilómetros y medio, se une con la Vereda de Patriste en el llano del Ferial, en dirección Noroeste-Sureste.

Vereda del Puerto del Peñón.- Nace en la “Vereda de Maina” junto al Pozo de Mazuelos y concluye en los Gramajales. Allí se une con el “Cordel de la Hoyas”, después de recorrer dos kilómetros y medio en dirección Sur-Noroeste.

Vereda de Peña Parda.- Comienza en el lugar del cruce de la Vereda de las Alcabalas, junto al río Barbate. Discurre en dirección Norte-Sur durante dos kilómetros y medio hasta llegar al Ventorrillo del Valle. Allí enlaza con el “Cordel de Gibraltar” con una anchura de 20 metros y 89 centímetros.

Vereda de Barbate y Mocailén.- Comienza en la Cañada Real de los Ratones, frente a la antigua Casilla de Peones Camineros. Toma la dirección Suroeste-Noreste, con un recorrido de 2 kilómetros y 600 metros y concluye en la Vereda de las Alcabalas.

Vereda de la Buitrera.- Nace en el “Cordel de la Hoyas”, junto al pozo-abrevadero del Saltillo. Recorre cuatro kilómetros y medio en dirección Sur-Noroeste, para terminar en el término municipal de Paterna de Ribera, por el lugar conocido por Las Buitreras.

Vereda de la Cañá de Pena.- Sale del Cordel de las Hoyas, en el lugar de la Fuente de la Higuera. Discurre por 2 kilómetros y 700 metros del municipio de Alcalá en dirección Sur-Norte y muere en la “Era Empedrada”. Su anchura es la legal.

Vereda de la Miranda.- Nace en el “Cordel de las Correderas” por el Puerto de la Pasada, y discurre casi tres kilómetros por nuestro término en dirección Sur-Oeste. Llega a unirse por el “Cordel de Alcalá” cerca del Bugeo Gordo.

Vereda “Enlace de la Cañada Real del Puerto de las Palomas”.- Surge en los terrenos del cortijo de los Arrengados, para unirse después a la “Vereda de la Cruz del Prado”. Llega al camino de la Gabarrosa tras un kilómetro de camino en dirección Este-Oeste.

Vereda de Pagana.- Nace en la Cañada Real Marchantiega, frente al caserío de Pagana, y toma dirección Norte hasta comunicarse con la “Cañada Real del Judío, a través de unos 1.200 metros.

Vereda del Esparragal.- Se inicia en el “Cordel de Alcalá”, junto a la “Casa del Charco” y finaliza en la “Vereda de la Flor de Lis”, después de recorrer 1.700 metros en dirección Sureste-Norte.

Vereda del Torero.- Nace en la Cañada Real Marchantiega, en el lugar “Descansadero de la Boca” o “Salinilla”. Se une más debajo de la Venta de Ribas, con el “Cordel de Gibraltar”, tras salvar 5.800 metros en dirección Oeste-Sureste.

Los Abrevaderos.- Los abrevaderos son los estanques, pilones o lugares donde beben los animales. Deriva del nombre latino “bibere”, dar de beber al ganado. Por tanto, el agua es el elemento imprescindible para los abrevaderos. Generalmente, era el pozo el que aportaba este elemento fundamental. Un manantial, un río o un arroyo eran también proveedores en algunos abrevaderos. El agua se utilizaba, asimismo, para regar los campos o adobar las pieles. Constituía, por tanto, un lugar frecuentado por el ganado. Actualmente, hay abrevaderos automáticos, ramificados a lo largo de una canalización y provistos de un mecanismo de regulación de entrada de agua, para conseguir un nivel constante gracias a un flotador o vasos comunicantes.

Abrevadero de la Pasada del Álamo o de las Carretas.- Está situada en la Cañada Real Marchantiega y junto al Río del Álamo.

Abrevadero de la Pasada del Canto.- Está ubicada en la Cañada Real del Puerto de las Palomas y junto al Río Rocinejo, por donde llega la “Cañada Real” al lugar de “Molino de los Partidores”.

Abrevadero de la Pasada del Manco.- Se sitúa en la “Cañada Real del Puerto de las Palomas y Río Rocinejo, con una superficie aproximada de una hectárea y media, en el cruce de las vías 2, 3 y 5.

Pozo abrevadero de la Higuera.- Se halla en el “Cordel de las Hoyas”, con un rodeo aproximado de una hectárea.

Pozo abrevadero del Saltillo.- Se encuentra en el “Cordel de las Hoyas y Vereda de las Buitreras”, con un rodeo aproximado de media hectárea.

Pozo abrevadero de Peña Batida.- Se halla en el Cordel de Alcalá y Carretera de Paterna, con una superficie aproximada de media hectárea.

Los Descansaderos.- Los descansaderos eran espacios amplios, finales de veredas y caminos, donde el ganado podía descansar y beber para recobrar fuerzas y continuar la trashumancia. Suelen estar en lugares estratégicos. Los descansaderos exigían, asimismo, disponer de un abrevadero cercano para dar de beber al ganado.

Descansadero y abrevadero de la Boca Salinilla.- Se situaba en la “Cañada Real Marchantiega, con una superficie aproximada de 6 hectáreas.

Descansadero y abrevadero de Mocailén.- Se encuentra en la “Vereda de Mocailén”, con una superficie aproximada de 6 hectáreas.

Descansadero y abrevadero de los Yesos.- En el Cordel de Alcalá y junto al arroyo Mojón, en los terrenos de los yesos, se encuentra una superficie aproximada de dos hectáreas y media, lindante con el citado arroyo.

Descansadero del Chaparro del Cordero.- Pertenece a la “Cañada Real Marchantiega” y “Cañada de la Pelea”Tiene una superficie aproximada de 5 hectáreas.

Descansadero del Borrego.- Pertenece también a la Cañada Real Marchantiega, con una superficie de unas tres hectáreas.

Descansadero de la Salinilla.- En la “Cañada Real Marchantiega” y “Cordel de las Hoyas” se encuentra este descansadero que debió tener en la antigüedad ocho hectáreas y media de terreno.

Descansadero de la Peña.- En la “Cañada Real de las Palomas” y “Vereda de Jimena”, con unas dos hectáreas y media de superficie, se halla este descansadero.

Descansadero de la Mata.- Ocupa este descansadero dos hectáreas y media en la Cañada Real del “Puerto de las Palomas” y “Cañada del Judío”.

JUAN LEIVA

El tiempo que hará...