Páginas

martes, 24 de julio de 2012

PALABRAS DE MODA - GAZPACHO


                                            
¿Saben ustedes que el origen de la palabra “gazpacho” es “caspa”? La palabra "caspa" significa, para la mayoría de los hablantes de la Lengua Española, unas molestas y desagradables "escamillas" que se desprenden del cuero cabelludo y de otras partes de la piel (herpes, heridas que sanan, piel transpirada). En los ambientes rurales, los campesinos usan este mismo término para designar ese musgo que se cría en la corteza de algunos árboles. Pero esta palabra, tal como dicen Sebastián de Covarrubias y Miguel de Cervantes, encierra un contenido más amplio y más genérico: significa "residuo", "resto" o "sobra". En realidad, este vocablo -al que se le unió posteriormente el sufijo -acho, de origen mozárabe andaluz- es la raíz de otro término -"gazpacho"- que se repite durante el verano desde tiempos remotos, no sólo en Andalucía, sino también en toda la geografía rural española. Recordemos, por ejemplo, la frase cervantina: "más quiero hartarme de gazpachos -dijo Sancho-, que estar sujeto a la miseria de un médico impertinente, que me mate de hambre".
Esta palabra - "gazpacho" -, aplicada a sopas elaboradas con "restos de otras comidas", está en la boca de los andaluces de las diferentes provincias y de los extranjeros que nos visitan en busca de sol, de descanso y de diversiones. Los manuales de gastronomía más acreditados y los diccionarios más antiguos explican que, en su origen, el "gazpacho" era una "comida de segadores y de gente rústica", y precisan que, en la actualidad, es un "género de sopa fría, elaborada con pedacitos de pan, con agua, aceite, vinagre, ajos, pepino, tomate, pimiento verde y con otros ingredientes". Menor rigor poseen, a nuestro juicio, las opiniones de los lexicólogos que defienden que procede de "pastu", que, en latín significaba "pan", y de ahí han derivado otros vocablos como "empachar" -causar indigestión"- "pachorra" -persona gorda, premiosa, lenta en los movimientos- y hasta el apellido "Pacheco" -señor de pan y de labranza-.

José Antonio Hernández Guerrero
Catedrático de Teoría de la Literatura


El tiempo que hará...