Páginas

viernes, 22 de marzo de 2013

CRUCIFIXIÓN


Gruesos clavos taladran hoy tus manos
y golpean tus pies martillos gruesos
que te rompen la piel, la carne y los huesos
esos rudos soldados pretorianos.

Quienes fueron los fieros artesanos
que te hicieron sufrir tantos excesos
y en tu Cuerpo el dolor te deja impresos
los horrores de seres inhumanos.

Ya no corre la sangre por tus venas,
ni te duele de amor el corazón,
ni te hieren los clavos y las penas.

Ya acabó de triunfar la sinrazón
y la Tierra se siente agradecida
que aceptando la Muerte diste vida.



José Arjona Atienza


El tiempo que hará...