Páginas

domingo, 3 de marzo de 2013

PASIÓN POR LA TIERRA MÍA


  


Dedicado  a  los  amigos  que  con  tanto
cariño  me  recibieron  la  pasada  semana
en  Alcalá.  Eterna  gratitud.




Pasión  por  la  tierra  mía,
por  ese  pueblo  que  está
en  la  Baja  Andalucía
y  que  se  llama  Alcalá

de  los  Gazules.  Clavado
sobre  la  cima  de  un  monte,
con  su  longevo  pasado . . .
Arte  sobre  el  horizonte.

Gracias  Señor  por  querer
que  naciera  en  sus  entrañas,
que  sin  dudar  deben  ser
de  las  más  puras  de  España.

Cuando   tenga  que  marchar
de  este  mundo  al  otro  barrio,
mi  sino  querrá  vagar
entre  pueblo  y   Santuario.

Por  la  Playa  irá  contando
que  mi  vida  se  pasó,
todos  los  días  suspirando
por  lo  que  allí  se  quedó.

Recordará  mi  niñez
alegre, llena  de  amigos;
  el  sonar  del  almirez
y  el  levante  son  testigos.

Me  veré  rodando  el  aro,
  o  jugando  a  las  bolitas,
                                 o  corriendo  con  descaro
                                tras  las  niñas  mas  bonitas.

O  aquel  día  que  de  la  mano
de  mi  madre,  mi  alegría,
en  compañía  de  mi  hermano,
me  presentó  ante  María.

La  cocina  un  torbellino
en  tiempos  de  villancicos,
pestiños, roscos  de  vino
con  sus  sabores  tan  ricos.
      
Caminaré  por  sus  calles
buscando  a  la  niña  aquella,
que  en  noches  de  pasacalles,
canté  bajo  las  estrellas.

Una  tarde  jugaré
a  la  pelota  en  El  Prado,
y  con  ella  correré
con  mis  amigos  al  lado.

La  trompeta  y  el  tambor
al  llegar  la  primavera,
expandirán  el  olor
a  incienso  y  cirio  de  cera.

Al  estallar  el  cohete
la  gran  mañana  abrileña,
es  seguro  que  me  mete
tras  la  vaquilla  vazqueña.

Venidas  de  la  Señora
a  su  pueblo  enamorado,
todo  vecino  la  adora
y  la  espera  engalanado.

Flores  alfombrando  el  suelo
y  bandera  en  los  balcones,
con  los  luceros  del  cielo
alumbrando  los  rincones.

Recordaré  para  siempre
aquel  beso  junto  al  río
una  noche  de  septiembre . . .
aún  siento  un  escalofrío.

Cuando  aprieten  las  calores
iré  a  los  pozos  por  agua,
lugar  de  sueños  y  amores . . .
de  sentimientos  de  fragua.
 
Jugaré  por  la  Alameda
con  golondrinas  y  grillos,
algarabía  que  se  queda
en  mi  mente de  chiquillo.

En  la  feria  del  verano
viendo  bailar las  serranas,
copa  de  vino  en  la  mano
y  cantes  por  sevillanas.

Por  ver  a  mi  Virgencita
marcharé  de  peregrino,
para  rezar  en  su  ermita,
con  Amigos  del  Camino.

Romerías  llenas  de  encanto,
punto  de  gratos  encuentros,
mirando  a  La  de  los  Santos
se  olvidan  los  sufrimientos.

¡Montes  sacros  de  mi  tierra,
Picacho, Coracha  y  Larios,
atalayas  de  esta  sierra
de  historiales  milenarios!

Con  la  lluvia  y  con  el  viento
pasaré  por  sus  caminos,
con  la  alegría  y  el  contento
de  saberme  alcalaíno.

Mi  alma  se  sentirá
orgullosa  de  su  sino,
y  la  Gloria  encontrará
en  un  sitio  tan  divino.

¡Que  suerte  tuve  al  nacer
en  este  pueblo  serrano,
vientre  que  sabe  tener
seres  decentes  y  humanos!

Y  nunca  podré  olvidar
aquella  triste  mañana
que  me  tuve  que  marchar
en  la  roja  Valenciana.

Y  pasaron  muchos  años
hasta  que  pude  volver,
encontré  amigos  de  antaño
¡qué  suerte  poderlos  ver!

¡¡Alcalá  levanta  el  vuelo
y  forma  bien  a  tus  hijos,
con  eso, bajo  tu  cielo,
el  progreso  llega  fijo!!


       
Francisco  Teodoro  Sánchez  Vera
Febrero  2013

1 comentarios:

paco Gil dijo...

Muchas gracias, Paco, por esta preciosa dedicatoria y por la parte que me toca. No tienes por qué agradecer el recibimiento que te hicimos, en todo caso somos nosotros los que te estamos agradecidos por llevar a gala el nombre de nuestro pueblo allá donde estés. ¿Es que no se nota quizás en todo cuánto escribes, los recuerdos, la nostalgia y el cariño que sientes por todo lo relacionado con Alcalá, sus gentes y sus cosas? Creo que deberías plantearte venir con más frecuencia y pasar más tiempo disfrutando de lo que tanto echas de menos. Un abrazo para ti y para todos aquellos que estando lejos llevan a nuestro pueblo en el corazón.

El tiempo que hará...