Páginas

martes, 30 de abril de 2013

NO ME LLAMES FORASTERO





N O    M E    L L A M E S    F O R A S T E R O


A  Manolo  Fernández  Puerto,
 mi  fiel  apóstol, mi  buen  amigo.


Si  me  sientes  forastero
sabiéndome  alcalaíno,
con  un  puñal  traicionero,
asesino  y  de  frío  acero,
estás  matando  mi  sino.

La  luna  que  ví  primero
alumbraba  y   protegía;
un  catorce  de  febrero;
la  vía  Galán  Caballero
donde  mi  gente  vivía.

Por  eso  no  quiero  amigo
que  me  veas  como  a  un  extraño
y  escucha  bien  lo  que  digo:
será  siempre  mi  enemigo
el  que  a   Alcalá  le  hace  daño.

El  día  que  me  marchaba
lloraba  con  desconsuelo,
el  corazón  me  sangraba,
quedaba  aquí  lo  que  amaba…
y  llorando  besé  el  suelo.

A  nuestro  pueblo  querido
lo  tengo  siempre  presente,
y  en  los  sitios  que  he  vivido
con  la  Patrona  ha  tenido
el  lugar  más  preferente.
Y  ahora  que  vuelvo  mayor
al  saludarme, paisano,
no  me  trates  de  señor,
vengo  con  todo  mi  amor…
trátame  como  a  un  hermano.

Así  que  paisano  mío
no  me  llames  forastero
que  sufro  un  escalofrío…
el  pueblo  es  mi  desvarío
y  por  mi  pueblo  yo  muero.



Francisco  Teodoro  Sánchez  Vera
29  de  abril  de  2013   
    
      

El tiempo que hará...