Páginas

jueves, 11 de julio de 2013

CON JORGE EN ALCALÁ DE LOS GAZULES



A  mi  cuñada  Asun  y  mis  sobrinos.

Alcalá  de  los  Gazules,
mi  bello pueblo serrano,
de  un clima  amable  en  verano
bajo  sus  cielos  azules.

¡Cuántos  años  han  pasado
desde  que  una  fría  mañana,
me  subí  a  La  Valenciana
y  me  marché  de  tu  lado¡

Largos años  trabajando,
pensando  en  venir  a  verte,
pero  en  la  vida  la  suerte,
a  veces  te  va  esquivando.

Regresé  y  pisé  tus  calles,
me  encontré  con  mis  amigos,
y  ellos  son  vivos  testigos
que  recordé  mil  detalles.

Recorrí  aquellos  lugares
donde  de  niño  jugaba,
la  escuela  donde  estudiaba
y  la  tumba  de  mis  padres.

Mi  pueblo  no  era  tan  grande
como  en  sueños  lo  veía,
pero  su  cielo  tenía
el  mismo  azul  impactante.

¡Que  bueno  el  tiempo  vivido,
viniendo  a  la  Romería,
disfrutando  cada día
en  mi  pueblo  tan  querido¡

Mañanas  gratas  de  vinos,
manos  del  mús  gaditano
en  compañía  de  mi  hermano,
¡que  ratitos  tan  divinos¡

Con  él  y  con  mis  amigos,
pasé  unos  años  de  gloria,
mas  pronto  paró  la  noria…
llegaron  los  enemigos.

Cuando  Jorge  más  gozaba,
vino  la  muerte  a  buscarlo,
a  traición, sin  avisarlo;
cuando  mejor  se  encontraba…

Vive  mi  pueblo en mis  sueños.
Mi  alma  sigue  añorada,
pero  la  muerte  malvada,
frenó  mis  vuelos  sureños.

Tengo  de  nuevo  que  ver
a  mi  Virgen  de  los  Santos,
para  decirle  entre  llantos,
que  él  ya  no  puede  volver.

Quiero  cruzar  nuevamente,
la  puerta  de  su  capilla,
y  recoger  la  semilla,
mirándola  fijamente.

Subiré  a  su  camerino,
a  rezar  bajo  su  manto,
a  pedirle,  ya  sin  llanto,
que  me  reclame  al  camino.

Mi  empeño  tendrá  que  estar,
en  retornar  a  mi  tierra,
pisar  de  nuevo  la  sierra,
para  volver  a  gozar.






Francisco Teodoro Sánchez  Vera

El tiempo que hará...