Páginas

viernes, 6 de septiembre de 2013

A LA VIRGEN DE LOS SANTOS




A la virgen de los santos,
la que adoraba mi madre,
a la que ella le rezaba
para que fuera a ayudarle
cuando lo necesitaba,
siempre confiaba en ella,
ella decía que la amaba
porque era la mas bella.
La más buena de las santas,
y la madre verdadera
madre de nuestro Señor
que fue escogida por Dios
para darnos el ejemplo
que Jesús nos dejó.
Yo recuerdo que mi madre
le rezaba todos los días
por devoción la mayoría,
otras porque le pedía
y en sus rezos le decía
madrecita de mi amor
dale consuelo a tu hija
que te ama con devoción.
Una promesa le echó
cuando yo era un niño
y la cumplí de mayor
pero la hemos cumplido
por eso pido perdón
por el tiempo transcurrido
en cumplir lo prometido.
Virgencita de los Santos
si mi madre te adoraba,
como no voy a quererte
si te quiero con el alma,
mi madre a mi me decía
el día que yo me muera
llama a la Virgen María
que será tu madre eterna.
Cuantos piropos te han dicho
resaltando tu valor
pero nunca llegaremos
a ese valor verdadero
del que el señor te dotó.
Eres hermosa en belleza
en contenido de amor
en dulzura y en ternura
en bondad y en corazón.
Por eso te quiero tanto
madrecita de los Santos,
porque tu eres bandera,
tu amor no tiene fronteras
toda eres corazón
donde voy a refugiarme
para calmar mi dolor.






Gregorio Fernández Saborido

El tiempo que hará...