Páginas

jueves, 8 de enero de 2015

EL SECTOR TAURINO ANTE UN PREOCUPANTE FUTURO


  
Acaba el año con un sínodo del sector taurino celebrado en Sevilla y convocado por la Unión de Criadores de Toros de Lidia, un invento de su presidente el ganadero gaditano Carlos Núñez. Al encuentro, restringido exclusivamente a profesionales, acudieron 230 entre ganaderos, matadores, novilleros, rejoneadores, empresarios, propietarios de plazas, picadores, banderilleros y apoderados. Aparte de un buen número de toreros en activo, salvo señaladas ausencias como las figuras que integraron el llamado G-5 que tanto dio que hablar y escribir el pasado año,  exceptuando a Miguel Ángel Perera, comparecieron ilustres maestros retirados como Curro Romero, el Viti, Paco Ojeda, Espartaco, Curro  Vázquez, Rivera Ordóñez, El Tato, Tomás Campuzano y Álvaro Domecq, por los rejoneadores, entre otros.

Anda el personal mosqueado y como se dice con la mosca detrás de la oreja. La situación que atraviesa el toreo, como consecuencia de la falta de un organismo que represente al sector y de su debilitada estructura económica, ha motivado que se expongan propuestas de los principales protagonistas y tomar una serie de medidas estructurales necesarias para asegurar la sostenibilidad del toreo.

El presidente Carlos Núñez afirmó: “ De las 14 propuestas presentadas por los profesionales y que van dirigidas a temas que a todos nos preocupan y afectan, seleccionamos las referidas a la necesidad de vertebrar el sector, analizar los costes de producción, organizar el espectáculo en la realidad actual y desarrollar una correcta comunicación, para hacerla llegar a todos los aficionados y a una parte de la sociedad  que  desconoce la Tauromaquia, aparte de proporcionar un espectáculo sólido, atractivo y asequible. Eso nos dará fuerzas ante nuestros enemigos.”

En el llamado análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortaleza y Oportunidades), se trató varios puntos referidos a la falta de unión de los estamentos profesionales, la ausencia en medios  de comunicación, como las retransmisiones de corridas por TVE y la nula información en los telediarios, salvo cuando ocurre una tragedia,  la debilitada economía de la Tauromaquia, la politización y la desprotección en materia de seguridad, ante las amenazas y manifestaciones del movimiento antitaurino delante  de las plazas y en foros culturales, como recientemente ha ocurrido en la Universidad.

Otros temas que se puso sobre la mesa, hizo referencia un nuevo reglamento, el presidente de la U.C.T.L. añadió: “Tal como prevé el PENTAURO, se contempla la elaboración de un nuevo reglamento que este estamento apoya, que sería nacional aunque no afectaría a las comunidades que ya lo tienen, aunque hay un compromiso serio por parte de esas comunidades de que si rediseñamos reformas buenas para el toreo en uno nacional, obviamente serian recogidas en los autonómicas. Habrá que esperar a que termine esta legislatura”.

Tampoco se quedó atrás los temas fiscales, Carlos Núñez, señaló: “El 21% de IVA que se paga por el bruto de taquilla, los Seguros Sociales, arrendamientos de la plazas, obliga a racionalizar los costes de los festejos. Hay que adecuar y optimizar los costes, según los tipos y aforos de las plazas, como suceden  en cualquier otra actividad artística.”

Sobre este último apunte, conviene recordar que en estas mismas páginas, hace meses venimos insistiendo, que el toreo es el segundo espectáculo de masas en España y que aporta al erario público mayor cantidad en concepto de IVA, que  ninguno otro, aparte del fútbol. Concretamente este año ha aportado un  total de 28,4 millones de euros, superando, en 2,6 de euros aportados por el cine español, que ha necesitado de 1,97 euros de subvención para generar 1 euro de IVA en taquilla.

Acerca de las conclusiones y su publicación, el presidente de la UCTL, explicó; “Tomaremos el tiempo necesario para prepararlas, equilibrarlas y que sean objetivas. Son un impulso que debe servir para seguir trabajando en temas más concretos para avanzar. Habrá mas reuniones en el futuro.”  Esperamos que los  buenos deseos y buenas palabras, no quede en saco roto. Que no se rompa el ritmo. La Fiesta tiene, aparte de una importante aportación económica y ecológica, una clara  vinculación cultural a distintos pueblos y ciudades, generando mas de 300.000 puestos de trabajo directos e indirectos, con el añadido de nuevas fórmulas de espectáculos taurinos y la gastronomía del toro en el sector hotelero.

Ha llegado la hora de exigir un esfuerzo de todos, contando con el apoyo de la administración, remar en la misma dirección, y no mirar para otro lado. La juventud, esa que se abandonó hace unos años, hay que recuperarlas, racionalizar los precios de las entradas y ofrecer espectáculos de calidad, con un buen diseño artístico. Son medidas necesarias para los tiempos que se avecinan.

En estos días se ha sabido que la Empresa Pagés de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, en un comunicado ha pedido disculpas ante la postura adoptada la pasada temporada de no actuar en el coso del Baratillo, por los matadores Morante de la Puebla, El Juli, José Maria Manzanares, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante. Los gerentes Eduardo Canorea y Ramón Valencia, han querido pasar página y conocer las respuestas de los toreros, para trenzar la próxima feria de Sevilla, que el pasado año se vio afectada económicamente tanto en la asistencia a las corridas, como en la hostelería. Toca mover ficha a los toreros. Que haya concordia y arreglo. La fiesta ahora mas que nuca lo necesita. Buen año para todos.

Luis Rivas




El tiempo que hará...